La curiosa forma de relacionar que tiene el show deportivo por excelencia alimenta las especulaciones

El Chiringuito ya tiene todo para asemejarse al que era antes de la pandemia. Los tertulianos ya están todos onfire pensando sus locuras habituales futbolísticas y la vuelta de la competición hace el resto. Tanto es así que Josep Pedrerol ya ha afinado la exclusivas, volviendo a encontrar información debajo de las piedras.

Porque los análisis tan exhaustivos que realizan cada noche en El Chiringuito que cosas tan banales como un entrenamiento o una foto en redes sociales, dan para mucho. Es más, en la época de inmediatez que vivimos una foto da para hacer una información bomba. Y si eres el primero, encima es una exclusiva.

El Chiringuito

El Real Madrid a por Haland

Regresa la Liga Santander en un tramo final que se presume espectacular debido a lo comprimido del calendario. Se avecinan dos meses tremendos, porque el mercado de fichajes se abrirá sin haber terminado la competición, lo que redoblará las especulaciones.

Y si se trata de especular ya sabemos cómo se las gastan en El Chiringuito de Jugones. Cualquier gesto insignificante de un futbolista ya puede ser tratado como un guiño o una señal muy seria. En sentido, la polémica ha saltado en el entrenamiento del Real Madrid.

Y es que Sergio Ramos, Marco Asensio y Lucas Vázquez, han posado los tres en una imagen en las que se les ve sentados, en actitud de meditación y con los ojos cerrados, clavando la ya mítica celebración de Haland, el delantero de moda en la Bundesliga.

Haland

En El Chiringuito lo ven de blanco

Y es que para Josep Pedrerol y el equipo de tertulianos de El Chiringuito, ese gesto de los jugadores del Real Madrid lleva claramente la intención de enviar un mensaje de bienvenida al delantero noruego, pretendido por el Real Madrid.

Y casualmente se produce cuando uno de los delanteros de la plantilla, Luka Jovic, está envuelto en varias polémicas tras saltarse el confinamiento, lesionarse y ahora verle de barbacoa con sus amigos. En El Chiringuito, como siempre, no pierden ni una oportunidad.