El FC Barcelona pide precio a la Real Sociedad por Mikel Merino

Parece ser el momento de ficharle tras mucho análisis directivo y deportivo de por medio

Mikel Merino ha hecho durante esta temporada lo que mejor saber hacer, destacar por calidad y números en la Real Sociedad, un motivo desgarrador por el que el FC Barcelona no ha dejado de cuestionarse. La idea del club catalán es suplir la zona de Sergio Busquets, que a sus 32 años parece estar agotando su tanque de oxígeno al jugarlo prácticamente todo semana a semana.

El jugador donostiarra es la mejor alternativa entre tres que ellos han delimitado, no solo por valor, sino por características. A él se le unen Eduardo Camavinga y Locatelli, la gran figura del Sassuolo. Por parte de la entidad vasca han recibido la noticia, y ante la presión de posicionamiento de valor lo han soltado, 60 millones de euros.

Mikel Merino
Mikel Merino nuevo objetivo del Nápoles, Atlético y FC Barcelona

Con dos fichajes atados, el margen financiero queda libre para sumar a Mikel Merino en el FC Barcelona

Por fortuna ante semejante panorama, la junta directiva encabezada por Joan Laporta ha tomado decisiones. Ellos, han definido el curso habitual de contrataciones sellando el paso de Eric García sin coste y Sergio Agüero con el que solo restan detalles. De manera que el caudal queda depositado en la idea de sumar un mediocampista con tintes defensivos, que sume técnica y salida clara.

Lo de Merino gusta porque conoce el ambiente, entiende el ritmo con el que se juega en España, tiene la técnica que se busca y es titular ya con la selección nacional. Conoce perfectamente a Busquets y han intercambiado conceptos. Con el rodaje que posee y sus escasos 24 años no deja margen a dudas. Laporta parece decidido y lo que trae entre manos es toda una estrategia que no tiene destino de pérdida.

La lucha es con el Atlético de Madrid

En el mismo camino y coincidiendo en el destino ha aparecido el cuadro colchonero. Todo hace indicar que los de Diego Pablo Simeone también estarían preguntando por el centrocampista. Buscan deteriorar el posible acuerdo con una oferta tentadora, entendiendo que el margen del mercado tome otro rumbo para ellos. Merino es su segunda alternativa tras Fabián Ruiz por el que aún no se llega a ningún acuerdo.

Nápoles está indeciso y ha puesto muchos obstáculos. Al parecer motivados por su crecimiento, han determinado que los 50 kilos ofrecidos hasta acá no son suficientes, ellos lo valoran en 70 y de ahí no se piensan mover. Eso lo único que logra es que la exigencia por la figura de la Real se condicione y se abra en pleno mercado estival. Semanas decisivas, la opinión del protagonista en este punto es la que vale y terminará siendo la pieza clave de este complejo asunto.

Locatelli