El mono Burgos monta el pitote en Newell’s

Nuevas metodologías, sistemas atractivos y sentido de pertenencia es de a poco lo que deja ver en sus primeras de cambio

La nueva aventura del mono Germán Burgos como entrenador al frente de un equipo está siendo un verdadero boom en su país. El que fuera la mano derecha de Diego Simeone ha sorprendido a propios y extraños con sus nuevos modelos de trabajo, dejando llevarse por la incidencia de su mentalidad, ganadora por demás. En Newell’s de hecho ya nadie se da el lujo de cortarlo, es un personaje de impacto y eso gusta.

Por algo los directivos colchoneros pensaron en algún momento en ponerle la responsabilidad a su espalda si el ‘Cholo’ terminaba por marcharse. Hoy en su país, es noticia y no solo por su gran debut, pues el marcador sin goles no fue el principal condimento, sino por cómo está llevando las cosas. Burgos ha logrado hacer olvidar todo en algo más de una semana de trabajo y eso es mucho decir.

Germán Burgos
Burgos tiene su primera gran experiencia como entrenador en Argentina

Mentalidad, con ese simple concepto el mono Burgos ha logrado congestionar anímicamente a Newell’s Old Boys de Rosario

Lo primero que ha hecho tras su llegada ha sido instaurarse en el complejo de concentración junto a sus colaboradores. Según Burgos la cercanía con su entorno es fundamental, y pasar la mayor parte de su tiempo trabajando en su proyecto es para él algo determinante. Además, ha pedido ser él mismo quién organice todo, desechando muchas de las funciones de los utileros.

Un ejemplo de ello es la marcación de la cancha. Los trabajos se extienden hasta las 13:30, pero se levanta desde las 6am. A las 7am tiene toda la cancha marcada y su plan de trabajo plasmado en el combinado del día. Por eso la ilusión, pero no deja de ser curioso la manera en la que él entiende este deporte. Su paso por el Atlético es importante, y además interioriza que los detalles son los que marcan la pauta.

La escuela de Burgos es un fundamento, un hecho que no se puede pasar por alto

En una entrevista el presidente del club de Rosario, del que es fanático Lionel Messi por ejemplo, ha dicho que rescata la formación del mono. Es parte de esa constelación que aprendió de Bielsa, y de Simeone ha tomado lo mejor. La intensidad en el juego, la dinámica y los conceptos defensivos. Cristian D’Amico sabe que ha tomado una muy buena decisión y espera se acreciente a medida que pasen los partidos.

De hecho en las últimas horas ha caído de sorpresa una visita inesperada, la del ex delantero de su misma generación en selecciones, Gabriel Omar Batistuta. Solo hablan de fútbol y un tipo que genere ese arraigo solo puede traer resultados positivos acotaba a su vez el mandatario. La formación está dando indicios, y este lunes se viene su segu7ndo reto cuando enfrente a Atlético Tucumán.

Sevilla En-Nesyri