El Real Madrid utiliza a Hazard para atizar a Pep Guardiola

Un compatriota de Hazard integra en este instante el mayor objetivo en la mente de Florentino para reforzar el medio del Real Madrid

Nada más observar con detenimiento el rendimiento general del equipo para diagnosticar falencias cantadas. Una de ellas, si no la más agresiva, es la del medio campo, posición donde Zidane cuenta con 4 hombres para tres posiciones fijas. Ellos son: Casemiro, Luka Modric, Toni Kross y Feder Valverde.

Por donde se quiera mirar el equipo cojea y es por falta de elementos, lo que desde la cúpula los mantiene al tanto; necesitan a corto plazo como mínimo un fichaje allí. Ese fichaje en la mente de Zidane es Paul Pogba, que no ha terminado de convencer por su precio y la irregularidad característica, un tema más que preocupante.

Eden Hazard

Incluso, se llegaron a barajar más opciones que siguen sin sacarle una sonrisa al estratega, como fue con Eriksen, Van de Beek y Fabián Ruiíz. A ellos se les suma un baluarte del esquema de Guardiola en el Manchester City, el compatriota, amigo y fuertemente estrecho de Hazard, Kevin de Bruyne.

A De Bruyne le buscan convencer a como dé lugar

Desde su paso por Chelsea hasta su más reciente demostración en el Wolfsburgo, De Bruyne siempre ha estado en la agenda de Flo por sus características más que certificadas. Su talento es descomunal, juega en las dos áreas y sirve siempre como puente en el frenético ataque impuesto por Guardiola tanto en la Premier como en el torneo que disputen, llámese como se llame.

En la presente temporada ya se reportó con un gol, ha servido otros cinco y se ganó un puesto de intocable en el esquema del ex FC Barcelona. Desde Chamartín parecen convencidos de llevarlo al Bernabéu, pero desde ciudad de Manchester no lo creen tanto. Los 110 millones de euros que pretenden poner sobre la mesa parecen absurdos, en Inglaterra esperan mucho más que eso para siquiera llegar a considerarlo una opción.

Kevin De Bruyne

Por ahora el panorama es gris, y tal parece que ni la amistad de Hazard podría ser decisiva en este instante. De Bruyne en Inglaterra se siente a gusto, gana un enorme salario, cosecha títulos a granel y mantiene en órbita para el entrenador de la selección roja del norte del continente. Si el Real le quiere, tendrá que poner mucho más que dinero.

© Copyright 2019 GOL digital ·