El hijo de José Fernández se prepara para asumir el control del Sporting