La manera de hablar de Javier Aguirre le puede acarrear una sanción ejemplar

Aguirre se expone a una dura sanción. Imagen: EFE

“Hijo de puta”, “hijo de mala madre”, “pendejo”… expresiones que Javier Aguirre utiliza en el banquillo todos los partidos y que normalmente los árbitros pasan por alto, sabiendo que el mexicano lo utiliza de una forma coloquial y no como un insulto. Eso hasta la pasada jornada, cuando el cuarto árbitro del encuentro ante Osasuna pidió al árbitro que lo expulsará tras escuchar estas palabras.

Ahora Aguirre podría recibir una sanción de hasta cuatro partidos si el Comité no estudia  el contexto y se limita sólo a analizar el acta, que recoge insultos que desde luego tienen consecuencias durísimas. Veremos la manera de actuar en esta ocasión

obligaciones Laporta