«Las lesiones musculares son nuestro caballo de batalla»