Marcelino acepta la condición de Osasuna para fichar a Roberto Torres

El conjunto rojillo le pide al Athletic un jugador para poder negociar

Roberto Torres es uno de esos jugadores que están permanentemente en la lista de fichajes del Athletic. Osasuna lo sabe, pero hasta ahora no daba su brazo a torcer. Sin embargo, hay un futbolista que ha cambiado su estatus con la llegada de Marcelino. Y puede que sea la condición para que Roberto Torres llegue a San Mamés.

Osasuna siempre se ha cerrado en banda a negociar con el Athletic. Viejos roces en el pasado, como con Iker Muniain por ejemplo, hacen que el conjunto rojillo siempre repliegue cuando se trata de negociar con el Athletic. Pero en este caso puede haber algo que les interese.

Condición Roberto Torres
Roberto Torres puede acabar en el Athletic

Un Athletic nuevo

Porque la llegada de Marcelino ha cambiado por completo la forma de pensar del Athletic y el estatus de algunos jugadores. Ahora el Athletic vuelve a ser un lugar de bonanza. El equipo se lo cree, los pesos pesados están a un nivel superlativo y hasta viejos roqueros como De Marcos o Balenziaga han dado un paso al frente.

Sin embargo, el que parecía como el salvador desde su llegada, Álex Berenguer, ha pasado al más absoluto ostracismo. En la Supercopa no ha tenido apenas protagonismo. Una circunstancia que no parece casual, ya que han sido ya tres partidos con Marcelino y en los tres, Berenguer ha sido suplente.

La condición de Osasuna por Roberto Torres

Tiene un problema gordo un Álex Berenguer que ve cómo en la banda izquierda parece muy consolidada la pareja Yuri – Muniain. Pero que además ha visto como Ibai Gómez e Iñigo Córdoba hayan paralizado sus salidas por orden del propio Marcelino.

Una circunstancia que pretende aprovechar Osasuna para traer de vuelta a un Berenguer formado en Tajonar y que siempre ha dicho que el equipo de su corazón es Osasuna. Una situación que da pie a un posible trueque. Esa es la condición para que Roberto Torres vaya al Athletic. Incluir a Berenguer.

Raúl García renovación