Es noticia:

Destapan los trapos sucios de Pesadilla en la cocina: Nuevo dueño ataca a Chicote 

Otro de los dueños que el programa de La Sexta visitará en los próximos capítulos ha denunciado también que todo lo que se ve está manipulado, pues fuerzan todas las situaciones 

Pesadilla en la cocina no está teniendo un inicio de temporada fácil, pues tanto Alberto Chicote como el resto del equipo están siendo muy criticados. No es la primera vez que pasa y, viendo la dinámica que está cogiendo la situación, tampoco parece que vaya a ser la última vez que reciban críticas esta temporada. Y es que ya hemos visto como el trabajo del programa parece no estar surtiendo efecto.

Los primeros en hablar sobre el papel del programa fueron los nuevos dueños de Il Fogon della Toscana, quienes eran trabajadores cuando el programa de La Sexta pasó por el restaurante. Ahora ha sido el dueño de un restaurante que aún no ha salido en Pesadilla en la cocina, pero que está muy molesto por cómo fue todo durante la visita de Alberto Chicote. 

Pesadilla cocina
Alberto Chicote también ha sido criticado por el dueño del bar El Callejón

El dueño que ha arrinconado a Chicote y Pesadilla en la cocina 

En esta ocasión, el protagonista ha sido el dueño del bar El Callejón, situado en Algeciras. Según ha contado, fueron ellos quienes lo llamaron, pues estaban buscando bares y restaurantes para grabar en el sur de España. En un primer momento no estaba nada convencido, pero acabó dando su brazo a torcer, pues acababa de abrir un nuevo salón y lo vio una buena oportunidad de promoción. 

Después de firmar un extenso contrato, llegó el momento de grabar el programa. Fue ahí donde comenzaron los problemas, pues asegura que tiene que dejarle el bar para que ellos lo preparen todo. Tal y como comenta, él nunca tiene verdura podrida, pero cuando llegó se dio cuenta de que estaba en mal estado, culpando directamente de provocar esto para generar show. 

La nueva denuncia que destroza Pesadilla en la cocina 

Asimismo, también ha comentado que Pesadilla en la cocina le pidió limpiar poco. Pero no acaba ahí su enfado, pues también ha comentado que los invitados del programa llegan de golpe para generar gran cantidad de comandas de forma simultánea para así alterar a los trabajadores y provocar que el servicio no sea de calidad.  Algo que Chicote ya confesó en redes sociales.

También comenta el dueño del bar El Callejón que le pidieron que discutiera con su madre para generar más tensión. Por último, también ha criticado el trabajo del equipo de remodelación, pues fueron ellos mismos quiénes tuvieron que acabarlo. Pero no solo eso, sino que al igual que ha sucedido con el resto de bares y restaurantes también han cambiado la carta que Alberto Chicote y Pesadilla en la cocina instauró durante su paso. 

Supervivientes Paula Gonu