El programa se vio marcado por la actitud de una concursante muy comentada en las redes sociales

Con la llegada de El Concurso del Año, la parrilla televisiva vio como un novedoso formato le llenaba de aire fresco. Un programa basado en el juego que todo el mundo ha hecho alguna vez, adivinar la edad de un desconocido. Para ello, el espacio también cuenta con Dani Martínez como presentador, aportando un toque de diversión que agradecen tanto los participantes como los espectadores. Aunque también ha tenido diversas críticas por parte de los seguidores, señalando aspectos negativos, así como comportamientos fraudulentos.

Muchos de los seguidores que tiene el programa de Dani Martínez han señalado momentos que no consideran buenos que hayan ocurrido en El Concurso del Año. Sucesos como el que recientemente se emitió en el que el concurso cayó en clichés innecesarios al acompañar tanto a la llegada como la salida con música del género KPop a un invitado que, a pesar de sus facciones orientales, es natural de las Islas Canarias. Por ello, este aspecto ha sido muy comentado en las redes sociales, llamando la atención al programa.

El Concurso del Año

Pero no sólo ha sido ese motivo negativo, pues El Concurso del Año también está en una especie tela de juicio por supuestos impedimentos para que los participantes logren el premio del programa. Una fórmula que dicen haber descubierto los seguidores de este concurso, al ver como las ayudas de pistas son cada vez más inútiles con el paso del tiempo en cada entrega.

Aunque no son siempre críticas contra El Concurso del Año, también hay alabanzas como el ver a Dani Martínez llevando el timón del programa. Un presentador que aporta momentos originales y divertidos al concurso, logrando aliviar de tensión a los participantes, así como dando consejos a éstos para que se lleven un dinero a casa.

El Concurso del Año

Unos participantes entre los que destacaron recientemente una madre y su hija. Sobre todo la hija quien, durante el paso del tiempo en El Concurso del Año llegó a desquiciar a los espectadores por su actitud grotesca. Un aspecto que comentaron los seguidores en las redes sociales, señalando lo repelente que estaba siendo en el concurso.