Santiago a saco en First Dates a por la camarera Lidia Torrent

En el capítulo de hoy fue la presentadora quien se llevó el protagonismo de la noche

No es habitual que en First Dates algún miembro del staff, en este caso la camarera favorita del dating show, sea quien se lleve el protagonismo de la noche. Sin embargo no lo hizo sola sino que Santiago, el comensal de hoy, se encargó para que la chica fuera el tema más importante de la velada, y no la cita que esperaba el hombre.

Todo empezó con el participante de hoy, un hombre de 44 años, divorciado y con una hija, el cual decidió rehacer su vida sentimental, y por ello visitó el restaurante más famoso de Mediaset. La encargada de recibir al simpático comensal, fue nada más y nada menos que nuestra camarera favorita, Lidia Torrent, y es allí donde el curioso momento hizo su génesis.

camarera first dates
La reacción de Lidia ante el comentario de Santiago.

Santiago intentó tontear con la camarera favorita de First Dates, y la hizo sonrojar

En su presentación, el hombre se describió como todo un galán y dijo que su arma más letal era su porte y su sonrisa. Lidia accedió a creerle y el comensal cada vez estaba convencido. En su descripción también se definió como un hombre de Dios, ya que es un cristiano de cepa, y además de derechas, algo que encaja muy bien con su personalidad.

Antes de que llegara la cita del simpático hombre, Santiago empezó a coquetear de manera sutil y muy disimulada con Lidia. La camarera todavía no lo pillaba, y hasta le afirmó al comensal. Eres una persona a la que apetece conocer”. Ese fue el chispazo inicial para que Santi se aventurara a lanzarle esta joyita, “¡Matías, lo siento!”.

La camarera quedó petrificada con el comentario de Santiago en First Dates

Luego del comentario de Santiago, Lidia Quedó en shock por un momento, mientras el comensal reía a carcajadas. Después de volver en si solo pudo exclamar “Bueno, bueno”, mientras pronunciaba una tímida sonrisa. Recordemos que la camarera y el barman Matías Roure, fueron pareja hace algunos años, pero ya no lo son.

El comentario del comensal hizo sonrojar a una Lidia Torrent que por poco pierde los papeles, aunque el argentino no se quedó atrás. Con una sonrisa picara mientras bajaba la cabeza, se pudo evidenciar que lejos de que ambos se enfadaran, se tomaron la ocurrencia de Santiago con mucha gracia. En el presente tanto Lidia como Matías, viven muy felices, cada uno con su respectiva vida.

mote Cristina Pedroche