Tertulianos que pueden perder el puesto en El Chiringuito por crisis económica

Los problemas de la nueva normalidad pueden acarrear dificultades en el programa de Atresmedia

El Estado de alarma ha hecho mucho, muchísimo daño a todos los niveles. Es cierto que lo primero y más primordial es la salud. Y que eso justifica todo. Pero el parón económico ha frustrado la actividad de muchos sectores, que se han visto gravemente perjudicados. Uno de ellos, es el periodismo. Concretamente, nos centraremos en El Chiringuito de Jugones. Y es que se avecinan problemas en el show de Pedrerol.

Porque este tipo de programas, con tantos colaboradores a sueldo, mueven muchísimo dinero gracias a la publicidad. Sin embargo el confinamiento ha frenado por completo la actividad que rodea al mundo del fútbol. Y las consecuencias se han hecho notar y mucho en el formato que triunfaba en El Chiringuito de Jugones.

El Chiringuito
El Chiringuito

En un principio el Estado de alarma iba a durar 15 días, y a principios de abril se recuperaría. Pero la pandemia se agravó cada vez más y han transcurrido los meses de abril y casi mayo al completo. Y todavía no hay fecha fija para que el Estado de alarma finalice. Ahora nos encontramos en las fases que nos llevarán a la nueva normalidad. Pero el daño económico ya está hecho.

El fútbol fuente de energía de El Chiringuito

Sobra decir que el fútbol es el gran nutriente de El Chiringuito de Jugones. Al menos nació con esa idea. Analizar la actualidad futbolera con animadas tertulias y debates encarnizados. Poco a poco fue ganando audiencia y la publicidad creció y creció, permitiendo unos sueldos desorbitados y no escatimar absolutamente en nada.

La publicidad más jugosa llegaba de las casas de apuestas, en pleno auge antes de que llegase la pandemia. Sin embargo, con el confinamiento se interrumpió el fútbol, con ello, las casas de apuestas dejaron de anunciarse y el golpe económico ha sido muy duro para un programa que acostumbraba a crecer y crecer.

El formato de Pedrerol sufre

Pedrerol fue un pionero absoluto en este formato y rápidamente se percató de que la audiencia crecía cuando dos tertulianos se enfrascaban en alguna discusión. De esta cuestión nace la distribución en el plató, siempre con la nómina de tertulianos divididos en dos equipos y con una misión muy clara: defender a un equipo.

Los temas de discusión dan un poco igual, aunque se parte siempre de la actualidad diaria en el mundo del fútbol. Pero lo que cuenta es que la mitad de los tertulianos defiendan una postura hasta la extenuación. Y la otra mitad haga todo lo contrario. Aunque no haya lógica. El enfrentamiento atrae espectadores.

El Chiringuito
El Chiringuito

Sin embargo, para que el show fluya y Pedrerol pueda pedir prácticamente cualquier cosa a sus tertulianos, el dinero iba por delante. Los índices de audiencia crecían y crecían, atrayendo cada vez más publicidad. Y los ingresos eran altísimos. Con el bajón económico, este formato ya no es sostenible. Algo habrá que hacer al respecto.

Decisión drástica en El Chiringuito

Da la sensación de que deben tomar una decisión drástica en El Chiringuito. Josep Pedrerol no puede mantener mucho más tiempo los desorbitados sueldos de muchos de sus tertulianos. Ahora seguramente haya contratos firmados hasta que acabe la temporada, pero a partir de septiembre se prevén cambios importantes si no remonta la economía.

Nunca resulta sencillo prescindir de nadie, sin embargo, en el caso concreto de El Chiringuito, parece que hay un indicador muy claro. Porque el programa de Pedrerol triunfa por el show que se genera entre los tertulianos. Esto hace pensar que los más escandalosos y ruidosos, que siempre son tendencia y atraen espectadores, se quedarán.

El Chiringuito

Los carismáticos Cristóbal Soria, Tomás Roncero, Juanma Rodríguez o Alfredo Duro, son prácticamente actores ya al servicio de Pedrerol, por lo que es de esperar que sean los únicos intocables. Edu Aguirre tiene un salvoconducto eterno con su amistad con Cristiano Ronaldo. Pero todos los demás corren serio peligro de ser los elegidos.

Pipi Estrada en la picota

Siguiendo un criterio un poco más objetivo y atendiendo a lo que realmente aporta cada tertuliano dentro de El Chiringuito de Jugones, hay uno que está especialmente en las quinielas para no continuar la próxima temporada. Hablamos de un Pipi Estrada cuyo historial de meteduras de pata en lo que él llama dar “exclusivas”.

Sin ir más lejos, durante este confinamiento se produjo la triste noticia del fallecimiento de Michael Robinson. Sin embargo, Pipi Estrada dio la noticia unos días antes de que se produjera. El propio Michael Robinson, todavía en vida, salió a desmentir la exclusiva del tertuliano de El Chiringuito. Y lo peor es que no era la primera vez que Pipi Estrada se veía involucrado en algo así.

La crisis golpea El Chiringuito

Aunque todo esto es una simple intuición y todavía no hay nada claro sobre la mesa, es indudable que la crisis está golpeando y mucho a El Chiringuito de Jugones. Tras regresar al plató, se va recuperando cierta normalidad y tratan de hacer el show de antes, manteniendo en todo momento las nuevas restricciones de la nueva normalidad.

Pero que la crisis ha llegado es palpable. No hay más que ver que el propio Josep Pedrerol está estos días haciendo publicidad de Casas de Apuestas, algo bastante extraño, ya que con el fútbol parado no hay apuestas. También promocionan Casinos o Póker, por lo que se ve la gran necesidad de adquirir ingresos.

El sueldazo de Pedrerol

No es ningún secreto que Josep Pedrerol es uno de los comunicadores mejor pagados de la televisión. Tiene prácticamente sueldo de estrella del fútbol. Por tanto, ahora que la crisis económica golpea con fuerza ha llegado a sonar la posibilidad de un ERTE masivo en Atresmedia. Aunque no se sabe muy bien cómo afectaría a El Chiringuito, lo que parece claro es que el sueldo descomunal del líder Pedrerol podría ser un punto clave en las negociaciones.

Además del desplome publicitario, los datos de audiencia deben ser malísimos. Al menos esa conclusión se saca tras ver que antes siempre hacían gala de la audiencia en redes sociales y en estas semanas no se muestran dichos datos. Un razón más para pensar que El Chiringuito de Jugones, tal como lo hemos conocido, es muy difícil que regrese.

El regreso del fútbol, luz al final del túnel

La crisis económica está haciendo mucho daño. Sin embargo, algo de luz se empieza a ver al final del túnel. Y es que los equipos de fútbol han comenzado esta semana los entrenamientos en equipo, ya habiendo pasado las pruebas médicas y comenzando a enfocarse hacia el regreso de la competición oficial.

Aunque el coronavirus ha cambiado todo y los partidos serán a puerta cerrada hasta nuevo aviso, en El Chiringuito se empieza a respirar. Porque al menos las televisiones volverán a repartir los derechos de las retransmisiones. Y las casas de apuestas reanudarán su actividad, regresando la publicidad más golosa a los espacios deportivos.

Además, como consecuencia del regreso del fútbol profesional, la polémica está servida. Queda la parte más interesante de la temporada. Definir la Liga Santander, la Champions League, la Europa League, las ligas internacionales… es el momento de máximo apogeo de El Chiringuito y esta circunstancia debe servir de bocanada de oxígeno a Pedrerol y todos sus tertulianos.

Periodista digital con amplia trayectoria en creación de contenidos de entretenimiento, diversión y deporte

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram