El piloto italiano tuvo que explotar para que su escudería se ponga las pilas

Está claro que Valentino Rossi no ha vivido unas buenas temporadas desde que Marc Márquez decidió dar un paso al frente para llegar a Moto GP. Es por ese motivo, que se abrió una gran duda, en la que se hacía prever cuál iba a ser el papel del italiano en ese momento.

Claramente, y menos con su edad, Valentino Rossi iba aceptar ser segundón y competir sabiendo que no tiene opciones. El italiano sabe de los esfuerzos de Yamaha para poder competir de tú a tú con Marc Márquez, y es por ello que hace unas semanas tuvo lugar el acontecimiento esperado.

Valentino Rossi

Una reunión entre Valentino Rossi y Yamaha confirmó al italiano que este año tendrá moto para competir, todo ello después que éste confirmase su enfado por no haber conseguido el objetivo de 2019. Aún así, su enfado ha tenido respuesta en el equipo.

Valentino Rossi

El uso del Big Data, así como las mejoras en las que ya se trabajaba desde junio de este mismo año confirman que la Yamaha de este 2020 será una moto para conseguir victorias, siendo el arma letal que tanto ansiaba Rossi para poder silenciar alguna que otra crítica.