8 fallos de Lupin que dejan en evidencia a Netflix

Los seguidores de la serie se han dado cuenta que por cada capítulo aparecen bastantes errores

Lupin, es la famosa serie francesa que se convirtió rápidamente en un éxito rotundo gracias a que la plataforma digital de Netflix logró hacer de ella una excelente producción, pero como toda serie, también tiene algunos fallos en algunas escenas y hasta de vestuario que fueron vistos por todos los seguidores.

Todo empieza con la aventura de un ladrón de buenas maneras y gran carisma que trataba de restaurar la honra de su padre y afrontaba una serie de situaciones entre el humor, el suspenso y la acción se convirtió en un fenómeno mundial que, según, fue vista por más de 70 millones de televidentes.

Lupin fallos
Lupin se aproxima a una nueva temporada

Lupín no solo es famosa por su historia, sino por sus tremendos fallos 

Sin embargo, uno de los fallos más virales de Lupin, ya que fue visto por un medio de comunicación. Un flashback a 1995 cuenta la infancia del protagonista, y allí se viste unas zapatillas de la marca de tenis Artengo, de la cadena de material deportivo. El problema es que la firma nació once años más tarde, en 2006.

Otro fallo en Lupin, Se da en una escena que estaba contextualizada en 1995 aparece un Mercedes Clase A, que se comercializó en 1997. Por otro lado, en el cuarto episodio, Assane y su hijo Raoul juegan juntos a Horizon Zero Dawn del PlayStation 4, compitiendo el uno contra el otro. El videojuego no cuenta con modo multijugador.

Las escenas que parecen que fueron hechas por arte de magia

Recordemos que en su adolescencia, su amiga cura las heridas y él acerca su mano para agarrarla, pero desaparece de inmediato en el plano posterior. También hubo una parecida cuando el agente de la casa de subastas de la escena del robo en el Louvre levanta la mano derecha… Aunque en el contraplano tiene levantada la izquierda.

Finalmente, la ex mujer del protagonista aparece con una taza en las manos casi imposible de apreciar, pero de repente aparece. Parece que los actores tienen una increíble capacidad de manejo con las manos. Igual fuman con la derecha que con la izquierda, y se cambian el cigarro de mano, sin que el espectador vea.

descubrimiento Quintero