Carla se vuelve mandona en Servir y proteger para romper normas (Ramón Rojo sufre)

La ficción continúa la trama principal con unas complicaciones que algunos de los protagonistas no esperaban

Servir y Proteger ha sentado un precedente en la parrilla televisiva con una ficción de calidad para un horario que no es nocturno. La serie está consiguiendo un éxito rotundo, respaldado gracias a unos espectadores que viven cada momento de la trama muy metidos en ella.

Con la existencia de Servir y Proteger, la ficción española vuelve a estar en lo más alto. Y eso que pasamos por una época donde predomina la cantidad a la calidad desde la llegada de múltiples plataformas de contenido como son Netflix, HBO o la esperada Disney+.

Servir y Proteger

Una calidad la mostrada en Servir y Proteger que tiene mucho que ver con el alto nivel desarrollado por los actores y actrices que forman el elenco, así como por una trama muy elaborada que mantiene al espectador totalmente enganchado en cada capítulo, deseando que sea cuanto antes el siguiente.

Por ello, la serie de policías es todo un éxito de audiencias, logrando importantes datos de share televisivo. Algo que tiene mucho que ver con los últimos sucesos ocurridos en Servir y Proteger, los cuales responden a un ligero aumento de espectadores.

Servir y Proteger

Unos sucesos de Servir y Proteger que aún continán con Malena como protagonista. La inspectora Miralles está convencida de la implicación de Mateo en la desaparición. Algo que nunca va a sospechar el comisario, hermano de él. Por ello decide actuar, a sabiendas de eso.

Además, Carla da el paso que lleva meditando tanto tiempo en Servir y Proteger y deja la prostitución, lo que provocará un gran enfado en Ramón Rojo. Él tratará por todos los medios de volver a contar con ella, así como de que cumpla el servicio con el que dejó plantado a un cliente.

Almería ascenso