El Athletic dispuesto a aceptar las condiciones de Griezmann al Atlético

Da la sensación de que la llegada del francés a su ex equipo está cada vez más descartado

El Athletic sigue en la pelea por uno de los fichajes del verano. Y es que Antoine Griezmann saldrá sí o sí del FC Barcelona pero las condiciones no terminan de convencer al Atlético. Porque el Atlético no quiere ni asumir su sueldo, ni mucho menos pagar un traspaso caro.

Por todos es sabido que el FC Barcelona atraviesa por graves problemas económicos. Laporta trabaja por un lado en la reducción del sueldo de las llamadas vacas sagradas, Messi incluido. En esas, el Atlético trató de llevarse por la cara a Griezmann, sin siquiera asumir la totalidad de la ficha.

Atlético Griezmann
Tras el posible fracaso en el fichaje de Griezmann, el Atlético prepara su plan B.

Laporta un negociador nato

Cerezo sin duda pensó que volvía a negociar con Bartomeu. Pero Laporta, mucho más coeherente, dejó claro que había ciertas líneas que jamás iban a pasar. A nivel deportivo no le importaba que Griezmann terminase en el Atlético de Madrid, pero lo que tenía claro es que no iban a pagar ni un euro de su salario.

Si la operación era satisfactoria en lo económico, deportivamente no pasaba nada. Pero el nuevo presidente del FC Barcelona no está dispuesto a poner la otra mejilla como ha venido haciendo durante años Josep María Bartomeu. El Atlético se ha encontrado con que repetir un nuevo caso Suárez es imposible con esta directiva del FC Barcelona.

Las condiciones por Griezmann interesan al Athletic

El FC Barcelona tiene dos opciones para poder inscribir a Messi. Una es vender y liberar sueldos altos, como el Griezmann naturalmente. Otra es conseguir que toda la plantilla se rebaje el sueldo a la mitad, algo que parece imposible. Y se abre un tercer escenario nada desdeñable.

Laporta está pensando renovar a Griezmann varios años, para garantizarle el futuro, con una reducción de sueldo aunque sea pequeña. Y, posteriormente, cederlo. Esas condiciones pueden interesar más a Griezmann, que solo debería jugar un año alejado del Camp Nou. Ahí es donde entra un Athletic, que asumiría su alto salario, pero no pagaría traspaso. Y en publicidad y venta de camisetas se puede sacar mucho rédito al francés.

Iraola renovación