El engaño de Chicote en Pesadilla en la cocina que condena a los restaurantes

La Sexta vuelve a verse envuelta en polémica por su programa culinario, que pese a estar inactivo sigue recibiendo críticas de varios restaurantes

Pesadilla en la cocina ha sido, durante muchos años, uno de los programas estrellas de La Sexta gracias a Alberto Chicote, su gran protagonista. Sin embargo, el reconocido chef ha generado polémica en todos los restaurantes en los que ha estado y no todos están contentos con su labor.

Unas críticas que no son nuevas, puesto que desde hace varios meses muchos espectadores han cargado contra él por su papel en Pesadilla en la cocina. Y es que, el programa, pese a ser un éxito en audiencia, no consigue el objetivo de reflotar los restaurantes.

Chicote Pesadilla cocina
Alberto Chicote sigue recibiendo críticas por su labor en Pesadilla en la cocina

El fracaso de Pesadilla en la cocina sale a la luz

Tal y como demuestra un análisis, el paso de Pesadilla en la cocina por los restaurantes es inútil. Y es que tan solo 3 de cada 10 restaurantes consigue evitar la quiebra tras recibir la ayuda de Alberto Chicote. Una ayuda que es efectiva los primeros días, pero luego regresa la inestabilidad.

En esta ocasión, las redes sociales han comentado cuáles son los principales problemas del programa de La Sexta. Unos problemas que están repercutiendo negativamente en los restaurantes, puesto que muchos potenciales clientes deciden rechazar comer fuera de casa.

Los problemas que ocasione Chicote a los restaurantes

Atendiendo a las declaraciones de muchos clientes en redes sociales, Pesadilla en la cocina provoca que se quiten las ganas de ir a comer a los restaurantes que visitan. Algo que es una trágica noticia, pues el propósito del programa de Alberto Chicote es ayudar a los restaurantes.

No obstante, y pese a que intentan ayudarlos, a los espectadores no les genera curiosidad ir a esos restaurantes. Y es que ya conocen cómo trabajan y la suciedad que hay, de modo que optan por acudir a otros establecimientos. De esta modo, los restaurantes a los que acude siguen en una situación límite.

Supervivientes expulsada