El gran cambio de Negan en The Walking Dead provocado por Lucille

El personaje interpretado por Jeffrey Dean Morgan ha sido fundamental para los nuevos episodios de la décima temporada

Sin duda alguna, uno de los grandes protagonistas de la décima temporada de The Walking Dead ha sido Negan. El carismático personaje ha protagonizado varios episodios, pero no ha sido hasta el último cuando hemos descubierto el pasado oculto de Negan en la ficción.

No obstante, también hemos podido ver otro tenso reencuentro que también era muy esperado. Hershel, hijo de Maggie, también se ha visto por primera vez con Negan. Y es que hay que recordar que el exlíder de Los Salvadores fue el asesino de su padre hace ya varias temporadas.

Walking Dead Negan
La muerte de Lucille sacó lo peor de Negan

Negan, en peligro en The Walking Dead

Durante el reencuentro, Negan le quiso aclarar que él no escapó de sus compañeros. De este modo, el exlíder de Los Salvadores quiso aclarar que ellos no le mataron y que había cambiado de bando. Unas palabras que no tuvieron retorno por parte de Maggie.

Al poco tiempo, pudimos ver a Maggie hablando con Daryl sobre Negan. Ella le preguntó sobre su situación, pero Daryl se limitó a responder que aún no habían tomado una decisión al respecto. De esta forma, dejaba en el aire tomar medidas por los actos de Negan en el pasado.

La muerte de Lucille sacó al Negan despiadado y cruel

Tras la muerte de Lucille, Negan pasó de ser un buen hombre a ser alguien cruel. Y es que Negan siempre tuvo ese lado malo, como demuestra su infidelidad. Pero también lo demuestra que, estando en un bar con su mujer, le propinó una bestial paliza a un hombre que la insultó.

Tal fue la paliza que Negan acabó perdiendo su empleo como profesor de gimnasia, provocando graves problemas económicos a su familia. Así, desde la muerte de Lucille, fue el Negan cruel y despiadado quien se mostró visible, acabando posteriormente con la vida de Glenn, entre otras muchas víctimas.

Servir y proteger