El cántabro propone zaguero brasileño para solventar huecos en la defensa culé

En la escena del FC Barcelona, toda noticia actualmente converge a su entrenador y a las posibles salidas del club. No obstante, este mismo sigue buscando figuras que le pudiesen representar una buena adquisición al equipo azulgrana que hoy por hoy tiene entre sus planes depurar su plantilla de cara al próximo curso. En la mira un zaguero militante en Francia.

Para Quique Setién, la actualidad con el FC Barcelona no demarca un buen panorama. Sin embargo, como buen profesional, el cántabro ha venido haciéndole seguimiento a un zaguero brasileño que actualmente fue galardonado como una de las mejores revelaciones jóvenes de lo que fue la Ligue 1.

Setién sigue proyectando fichajes

Tras los pasos del nuevo crack para la zaga defensiva

La línea de fondo del cuadro culé actualmente pasa por una transición, un recambio urgente si el club pretende retomar los puestos de honor en Europa. Así mismo, la cercanía del retiro de jugadores como Piqué y la posible venta de Samuel Umtiti representan una gestión para rellenar aquellos huecos.

Dentro de las posibilidades que se barajan en el Barcelona aparece Gabriel Magalhaes, defensa que actualmente milita en el Lille de la Ligue 1 y actualmente es una de las revelaciones de un torneo que fue cancelado rotundamente tras conocerse los brotes de Coronavirus en Francia allá por el mes de marzo.

El brasileño es uno de los jugadores más prometedores de la actualidad, sus 1,90 de estatura lo hacen una prenda de garantía para el ataque del equipo como para la defensa. Además, tiene como característica la velocidad y el buen pie, a pesar de que los jugadores con tal estatura no sean muy característicos de ello.

Gabriel Magalhaes, alternativa culé para el próximo mercado

Euros que tendría que desembolsar el Barcelona para cerrar la operación

En la esfera de Gabriel Magalhaes hay clubes interesados como el Real Madrid o Tottenham Hotspur, equipos que actualmente pretenden reforzar su defensa y además cuentan con el suficiente poder económico para solventar la suma que actualmente tiene considerado el Lille para firmar su salida.

El coste de la operación rondaría los 30 millones de euros, cifra que evidentemente es bastante asequible para cualquiera de los equipos que pretendan al brasileño que también suena muy fuerte para llegar a ser convocado a su selección para afrontar las eliminatorias sudamericanas de cara al mundial de Catar 2022.