«La ilusión de la afición nos ayuda a tener más confianza»