Laporte vital para que el Athletic logre retener a Iñigo Martínez

Una jugada externa le podría significar la continuidad al excelente defensor central del club vasco

A día de hoy es muy difícil poder ejecutar maniobras evasivas cuando son los más grandes los que ejecutan la presión. En el caso del Athletic de Bilbao hay un caso particular y tiene que ver con Iñigo Martínez, el defensor central que gracias a su gran rendimiento sigue estando en la zona visual de clubes como el Real Madrid y otros más que llegan de otras ligas.

Por fortuna el gran valor impuesto a las maniobras de rapto le han permitido mantenerse en su sitio, evitando así caer en las redes de otros que le dejen sin su principal efectivo en la zona posterior. Ahora bien, ha venido siendo un tema conjunto la fijación del Real Madrid por Aymeric Laporte, el francés del Manchester City que les haría quedar en buena posición para sostener al menos a su gran líder.

Iñigo Martínez
El Real Madrid sigue a Iñigo Martínez para reemplazar a Sergio Ramos

Zidane ha pedido ir de frente en la operación Laporte, ahora que Iñigo Martínez parece decidido a esperar la súper oferta que colme las expectativas de su directiva

Para el francés de 26 años es una gran oportunidad. Ha sabido responder al respaldo de Guardiola que le ha mantenido al margen desde la llegada de Rubén Dias. En el último partido ha ido de titular, todo gracias a la lesión del portugués que desde su arribo al Etihad no ha hecho más que conseguir excelentes actuaciones. Sólido por arriba, práctico a la hora de salir y solvente con la pelota en sus pies. Una delicia para Guardiola y su percepción de juego.

Para poder sellar la salida de Laporte hay que abonar al menos 57 millones de libras, el valor que le han pagado los ‘sky blue’ al conjunto vasco en su momento. Zidane es consciente de eso y pretende aprovechar su dubitativa situación para sacar partida. En teoría es una operación más simple, y si bien los números son similares, el entrenador valora el roce que ha tenido el galo en el club inglés y en su selección.

Sergio Ramos sigue dejando tenso el ambiente por su indecisión de momento

El capitán merengue es finalmente quién ha dejado esta sensación en el ambiente. No ha podido sellar su continuidad y tampoco ha soltado la primicia de su partida. Las inconsistencias parten de un punto que es la falta de entendimiento en cuanto a su contrato. Él pide dos años y el club le ofrece uno, además de su ficha que para el zaguero debe incrementarse mientras que la directiva merengue se establece en la rebaja completa que emite la crisis por la pandemia.

Con todos estos condimentos el lanzarse a por Laporte es una jugada necesaria, que está siendo apoyada en todas sus dependencias. Bien hasta acá, es la medida justa y la manera real de ver ejercida la presión. Además gusta por su perfil, y por ser un jugador que entiende la fase de construcción con salida limpia, pegada para descongestionar y apoyo en ataque.

Raúl García renovación