Pruebas físicas en el CAR

La plantilla blanquiazul se ha desplazado esta mañana al Centre d’Alt Rentiment (CAR) de Santa Cugat para someterse a toda una serie de pruebas físicas, ya programadas con antelación, que han sido coordinadas por el cuerpo técnico y médico del RCD Espanyol y los técnicos y fisiólogos del CAR. Aprovechando el parón de la competición por el calendario de partidos internacionales de selecciones, los blanquiazules han completado una segunda batería de pruebas que ya realizaron con anterioridad el pasado 10 de diciembre. Salvo los cuatro jugadores convocados por sus selecciones (H. Moreno, Stuani, Wakaso y Longo), el resto de futbolistas se han repartido en dos grupos, en los que también estaban Víctor Álvarez y Germán (jugadores del filial que entrenan a diario con el primer equipo) y han trabajado durante toda la mañana en el centro de preparación de atletas de Sant Cugat. Los blanquiazules se han sometido a cuatro tests para evaluar su estado físico: el de Bosco (saltos realizados en una plataforma de contacto) permite valorar la fuerza rápida del tren interior; el de sentadillas con isocontrol, evalúa la potencia del tren inferior; el de velocidad en 5 y 15 metros con células fotoeléctricas, estudia la capacidad de reacción y el de potencia aeróbica con toma de lactatos, permite calcular el nivel anaeróbico individual. Con todos estos parámetros, el cuerpo técnico blanquiazul tiene más datos para conocer el estado físico de los jugadores lo que permite ajustar los entrenamientos individualizados en función de las necesidades del futbolista.
Florian Miguel Nimes