Revelan la estrategia de Telecinco para no echar de menos a Ana Rosa Quintana

Ana Terradillos continúa al frente del programa, pero su gran parecido físico con la presentadora llama la atención en redes sociales

Uno de los programas más polémicos de la televisión es El programa de Ana Rosa. Sin embargo, ahora no cuentan con la presentadora, que continúa aislada por contacto estrecho con un positivo en covid. Pero, a pesar de las circunstancias, Telecinco se las ha ingeniado para no echar de menos a Ana Rosa Quintana.

De hecho, la polémica en torno al programa de Telecinco ha aumentado en el último día por el ya famoso “jarabe democrático” a Pablo Iglesias. Una situación que ha indignado a los espectadores, que no entienden por qué siguen blanqueando a la extrema derecha.

Ana Rosa Quintana
El parecido físico de Ana Terradillos con Ana Rosa Quintana sorprende en redes sociales

Ana Terradillos no hace olvidar a Ana Rosa Quintana en Telecinco

Para sustituir a la presentadora el tiempo que esté ausente, Telecinco ha designado a Ana Terradillos como líder del programa. No obstante, el programa sigue contando con la misma esencia que con Ana Rosa, como así han manifestado los espectadores en redes sociales.

De hecho, muchos han destacado el gran parecido físico de Ana Terradillos con Ana Rosa Quintana. Y es que, según han declarado, Telecinco está haciendo una gran caracterización para no echar de menos a su presentadora durante su ausencia en el programa.

La polémica continúa en El programa de Ana Rosa

Asimismo, durante meses Ana Rosa Quintana ha sido muy criticada en redes sociales por su labor en el programa de Telecinco. Pero ahora que está ausente en el programa, aunque interviene habitualmente mediante videollamada, la polémica continúa existiendo.

Es por eso que son muchos los espectadores que aseguran que el problema no es Ana Rosa en sí, sino la ideología del programa. Y es que el programa siempre es tachado de blanquear a la extrema derecha. Una polémica que se avivó tras el encontronazo de Pablo Iglesias con un grupo de neonazis en Coslada.

Sofía Pasapalabra