Revolución tecnológica en nuevo Volkswagen T-Cross 2020 (novedades)

La reinvención de Volkswagen da como resultado un vehículo que enamora desde la primera vez

El Volkswagen T-Cross es la nueva vuelta de tuerca al mercado SUV crossover dado por la marca alemana. Una primera visión del modelo resalta el origen del mismo, basado en una ampliación del Volkswagen Polo, aportándole a éste mayor carácter y un espíritu aguerrido con tintes de otros vehículos como el Volkswagen Tiguan.

Volkswagen lanza al mercado un vehículo diseñado para afrontar con garantías el mercado de los pequeños SUVs. Una verdadera apuesta por un segmento en auge y para competir directamente contra modelos como pueden ser Renault Captur, Peugeot 2008, Kia Stonic y Hyundai Kona. Unos rivales a los que el Volkswagen T-Cross les hace frente.

Volkswagen T-Cross

El principal aspecto por el que destaca el nuevo Volkswagen T-Cross es el diseño atrevido que tiene. Sus líneas pueden recordar al tan exitoso Seat Ibiza de los años noventa. Respecto a su origen en el Volkswagen Polo, este modelo de la marca alemana destaca por una mayor longitud, dando mayor espacio dentro del mismo.

En el interior del Volkswagen T-Cross destaca sobremanera el sistema de infoentretenimiento muy completo. Dicho equipamiento permite al conductor disponer de un análisis en tiempo real del vehículo, así como disponer de infinitas opciones a la hora de hacer el uso de este Volkswagen mucho más ameno.

Volkswagen T-Cross

En cuanto a la motorización disponible para el Volkswagen T-Cross están disponible las opciones diésel y gasolina. En la primera, Volkswagen ofrece un motor 1.6 TDI que desarrolla 95CV de potencia máxima. En cuanto a las versiones gasolina, está el 1.0 TSI, disponible tanto en 95CV como en 115CV. Todos ellos cuentan con cambio manual de 5 velocidades, excepto el de 115CV, que monta un sistema de 6.

Lo que nadie puede dudar, es que estamos ante uno de los coches más llamativos de la actualidad. Un modelo que creará tendencia entre las marcas, y que muy probablemente, conseguirá establecer unos cánones muy válidos para el futuro. Algo que será seña de identidad de este coche.

Fernando Alonso Alpine