Tsunami mundial en el FC Barcelona con clausulazo de Messi a Bartomeu

Leo Messi está seriamente enfadado con el desenlace del fichaje de Neymar por el FC Barcelona podría ejercer la cláusula de la discordia

La operación Neymar llegó a su conclusión con un ridículo estrepitoso del FC Barcelona. Nadie desde el club azulgrana ha salido a explicar lo que en algunos medios se describe como sainete. Porque la realidad parece indicar que el FC Barcelona no disponía de los medios económicos para afrontar un fichaje de la dimensión del brasileño.

Sin embargo, el club azulgrana en ningún momento admitió su incapacidad y envió emisarios a París con la firme intención de fichar a Neymar. O al menos de parecer que lo querían fichar. Desde El GOL Digital ya explicamos que Leo Messi era el principal precursor del fichaje del crack brasileño del PSG. De la misma manera que Valverde no quería.

Messi y Bartomeu

Las consecuencias no se han hecho esperar. Es evidente que Leo Messi está muy enfadado. Por eso ha sido tajante con el club. Esta temporada será la última en la que Leo muestre su mejor nivel. Llegado el momento decisivo, como el año pasado en Anfield, el astro argentino espera que se pongan a los mejores y se vaya a por la victoria. Los Arthur o Dembélé de turno.

Messi está muy desgastado

Messi no entiende que año tras año supere sus números individuales, cada vez sea mejor, pero siempre, por unas cosas o por otras, se termina dando el equipo un sonoro batacazo en Europa. La contradicción es tremenda. Por Messi es el primero que confía en Valverde. Un entrenador educado, que les deja libertad, que no les presiona en exceso…

En definitiva, que viven muy cómodos. El ambiente es muy bueno y con ese condicionante Messi trabaja más a gusto. Ahora bien, si vuelven a caer cambiando el sistema y con jugadores defensivos como Arturo Vidal, Messi tomará una decisión irrevocable a final de temporada. Quería a Neymar con él y no pudo ser.

Gerard Piqué y Lionel Messi

Si a finales de año vuelve a reinar el pesimismo, Leo Messi tiene tomada una decisión incendiaria. Irse del FC Barcelona y retirarse en Argentina. Porque Messi no está por la labor de seguir aumentando la decepción. Ligas y Copas ha ganado muchísimas. Y Champions League, también. Pero quiere una última para tener más que Cristiano. Y si no la gana, se irá.

Claúsula de la discordia

En esta línea ha saltado una noticia que ha noqueado al barcelonismo. Leo Messi firmó en su última renovación una cláusula abusiva para los intereses del FC Barcelona. Y el propio Josep María Bartomeu, consciente de que si renovaba a Messi terminaría su mandato sin tener que afrontar la salida del argentino, cedió en todo.

Dicha cláusula dice que si Messi, llegado el final de cada una de las temporadas que le quedan para acabar su contrato, no se siente en condiciones de seguir luchando, está en su derecho de irse. Gratis. He aquí la alarma. Si el próximo mes de junio, Messi decide irse, se irá en calidad de mejor jugador del mundo. Porque todavía está a ese nivel.

Y se irá gratis. Con lo que eso conlleva. Se podría dar un escenario de un Messi, por ejemplo, uniéndose a Neymar y Mbappé en París. Y sería de forma gratuita. Bartomeu arriesgó muchísimo en una cláusula que era de esperar que jamás se hiciese pública. Pero ese momento ha llegado y el pavor en Can Barça en bestial.

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram