Ambición y codicia, actitudes que ponen en evidente peligro privacidad de la actriz

Muchas veces la avaricia y el deseo de dinero puede llevar a ejecutar acciones no muy éticas que digamos. Caso los actores de La Casa de Papel, quienes se han visto demasiado afectados debido a la depuración de su imagen, que irresponsablemente está siendo del conocimiento público en dinámicas que empresas amarillistas emplean para incrementar seguidores o lectores en dado caso.

Una nueva temporada en la que muchos de los seguidores elaboran grandes teorías sobre los acontecimientos que pueden suceder en la trama de La Casa de Papel. Unos sucesos que harían pasar a algunos personajes al bando de los atracadores, dejando de lado la vertiente policial. Un hecho que encaja perfectamente con la última publicación de Mario de la Rosa, en la que aparecía vestido con el atuendo de un miembro de la banda y con un enigmático mensaje que alimenta dicha posibilidad.

Con ello, las expectativas de la próxima temporada de La Casa de Papel aumentan considerablemente entre los millones de seguidores que tiene la ficción en todo el mundo. Por ello, los actores y actrices viven un momento de gloria, a pesar de ser rostros muy conocidos y, a consecuencia, controlados por todo el mundo.

Un aspecto que le ha jugado mala pasada a Jaime Lorente María Pedraza en este período de cuarentena. La pareja ha sido fotografiada por una vecina indiscreta para posteriormente conseguir beneficio vendiendo dichas instantáneas a los medios de la prensa rosa. Un hecho que los actores de La Casa de Papel ya han denunciado a la policía.

Desafortunadamente para las figuras públicas el hecho de ser famosos siempre será un atractivo para quienes buscan beneficio a costillas del trabajo, la fama o el éxito de otros. No obstante, hasta que este tipo de prácticas no dejen de ser consumidas, los artículos o publicaciones de ello no dejarán de circular por todos los medios, ya sean de televisión o escritos.