“Año tras año, el maletín salva al maño”, reza una pancarta en Abegondo