El cine y el fútbol

Ambos se inventaron a finales del siglo XIX, y han evolucionado casi de la mano a lo largo de la historia hasta llegar a ser los espectáculos de masas que son hoy en día, capaces de concentrar a millones de personas frente a una pantalla durante hora y media. Hablamos de fútbol y cine, dos fenómenos culturales que van casi de la mano, y que más allá de los tiempos tienen una relación muy estrecha, tanto que en más de una ocasión hemos visto cómo sus caminos se han cruzado en todos los sentidos.

Evasión o victoria

Estrellas mundiales de la talla de Pelé o Bobby Charlton participaron en esta película dirigida por John Huston, que contaba la historia del grupo de prisioneros de un campo de concentración de la II Guerra Mundial que se enfrentó a sus guardias, un equipo conformado por oficiales nazis. Además de Pelé o Charlton, en el equipo de los prisioneros estaban Michael Caine o un Sylvester Stallone que se lució como portero. El partido es la excusa perfecta para fugarse del campo mientras los nazis están distraídos.

Si algo le falla a Evasión o victoria, ‘Victory’ en versión original, es que no acaba de ajustarse a lo que pasó en realidad. Los libros de historia explican una cosa y en el film vemos otra muy distinta. Mucho más fiel a la realidad es ‘The Game’, una película rusa de 2012 que cuenta la historia del equipo formado por los presos del Dinamo de Kiev y el Lokomotiv de Kiev. Tras ganar a sus guardias alemanes, los nazis torturaron a los futbolistas ucranianos. Solo 3 sobrevivieron, y su testimonio fue clave para la película.

cine y fútbol

Recuperar el romanticismo

Cineastas como Ken Loach, aficionados al deporte rey, critican que el fútbol ha perdido su espíritu a favor del negocio y a través de sus obras intentan sumergirnos en el deporte desde su punto de vista. Es el caso de Ken Loach y su capítulo en la película colectiva ‘Tickets’ o de ‘Camino hacia la gloria’, protagonizada por Robert Duvall y Michael Keaton, acompañados de un montón de futbolistas escoceses como secundarios o extras, que nos cuentan la historia de un modesto equipo que llega a la final copera ante un gigante.

Otro ejemplo es ‘El milagro de Berna’, donde nos ponemos en los ojos de una familia alemana de la posguerra que ve a su selección ganar el Mundial 1954, contra todo pronóstico, ante la Hungría de Puskas y Kocsis, una de las mejores selecciones de la historia. El cine español también ha hecho sus aportaciones al mundo futbolero, con cintas como ‘El penalti más largo del mundo’, de Roberto Santiago, o ‘Días de fútbol’, de David Serrano de la Peña, que nos llevan a ese fútbol de barrio en campos de tierra.

Futbolistas metidos a actores

Hemos hablado de Pelé o Bobby Charlton en ‘Evasión o victoria’, pero no son los únicos en pasar del césped al cine. Vinnie Jones, duro centrocampista que jugó en Inglaterra y fue internacional por Gales, se ha convertido en un actor de cierto renombre al que hemos visto en películas como ‘Snatch’. Famoso por sus duras entradas, una de sus víctimas más célebres sobre el terreno de juego fue Cantona, a quien hemos visto autointerpretarse en ‘Buscando a Eric’, precisamente de Ken Loach.

En el capítulo de documentales no podemos pasar por alto el ‘Maradona by Kusturica’, donde el cineasta repasa la vida e influencia de ‘El Pelusa’. Por su parte, la FIFA patrocinó la trilogía ‘Goal’, donde vamos autointerpretarse a Ronaldo, Zidane, Messi o Beckham, inspiración de otra película protagonizada por el fútbol, ‘Quiero ser como Beckham’. En resumen, una relación cine-fútbol que está muy viva.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Misterio inaudito en Sprinter con un chándal de Marvel que desaparece
Pasapalabra hace lo imposible para acabar con la racha triunfal de Pablo
Las zapatillas de Decathlon que arrasan a las marcas más potentes