Francisco: “Lo que no puedas ganar, por lo menos no hay que perderlo”