Jess Berrocal, a por la venganza en Sabadell