La gran esperanza del fútbol francés

Lacazette es una de las esperanzas francesas |Foto: Agencias.

Francia se rinde a los pies de una de las grandes esperanzas que depara el fútbol europeo. Cada vez que juega demuestra valentía, talento y vértigo. Es un jugador que enamora a todos los que se acercan cada fin de semana a Gerland para verle. Es uno de los fijos de Rémi Garde. Cuando uno habla de Alexandre Lacazette es de magia. Es de velocidad. Es de técnica. Es de pases. Es de sacrificio. Pero sobre todo es de goles. Este extremo de 22 años nacido en Francia, en el seno de una familia francesa y también con raíces de Guadeloupe, ha marcado en la presente campaña y sólo en la liga francesa, la friolera cifra de quince goles. Con estos datos en 36 partidos, 34 de ellos partiendo como titular, se puede decir que ha llegado a la gran explosión como promesa. Muchos son los clubes que van tras él, y si Didier Deschamps se lo llevara, será una de las perlas más señaladas en Brasil.

Es un atacante que no tiene miedo a nada. Gracias a la velocidad y electricidad que lleva, hace que sea imparable en el uno contra uno. Los lioneses han ganado gol y calidad gracias a él. Unos le llaman ‘El Casette renovado’. La motivación que tiene en las venas por llegar a ser el sustituto de Franck Ribery con los ‘bleus’ hace que jornada tras jornada se supere más y más. En la cantera del Lyon demostraba muchas maneras, y ahí fue cuando ellos se enamoraron de una locomotora que sólo había empezado que echar carbón para empezar a correr. Quisieron hacerse con los servicios del jugador en el año 2003. Aunque no fue hasta finales de la campaña 2009-10 cuando se vio cumplido su sueño: Jugar con el primer equipo de esa ciudad natal, aquella donde había pateado desde siempre el balón a las porterías de los parques, y que ahora defiende a capa y espada una elástica muy prestigiosa para él: Olympique Lyonnais.

El club que tenga este jugador garantiza la polivalencia. Gracias a su gol y a su velocidad puede estar tanto en el centro marcando goles, como escorado en la banda y aportar asistencias que sean vitales. No es de esos jugadores individualistas que se juegan el todo por el todo en una sola jugada con sus botas. Su juego en equipo y sus goles hace que clubes de toque como Arsenal y Juventus vayan a por él. Es un ratón de área, en el que no le importa donde, cuando y por que lado ha de meterse para elaborar un potente disparo. Además, no sólo ha brillado en su club, sino que en las categorías inferiores de la selección francesa ha dejado patente su muestra de que puede ser uno de los grandes. Con aquella sub-19 que quedó campeona, tuvo la oportunidad de empujar hasta tres veces en cinco partidos el balón al fondo de las mallas.

Y a partir de ahí quiso ir a más. Con 19 añitos no pudo ser titular. Aunque, en Colombia con la sub-20 fue una vez titular de las siete veces que tocó el tapete cafetero, dejando la huella de cinco tantos. En tierras israelíes tampoco pasó desapercibido. Generó la gran explosión que necesitaba con el combinado galo, siendo cinco de las siete veces que participó, un titular indiscutible, y anotando tres goles. Con el primer equipo sólo ha disputado dos encuentros en el 2013. Pero con lo que ha demostrado a Didier Deschamps seguro que no serán los últimos. La mina francesa ha sido dotada en los últimos años de jugadores que marcarán época. Pogba, Griezmann, Yannis Tafer y Gameiro son algunos de los que están ahí arriba. Ahora le toca el turno a Alexandre Lacazette. Que pase el siguiente. La locomotora de 22 años sólo ha hecho que arrancar.

 

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
El Betis busca fórmulas para fichar a Mesut Ozil (bombazo)
Mercadona triunfa con macarrones de trigo que vuelan de las tiendas
Los señalados en la crisis del Valencia CF con el Atlético al acecho