Planificación del F.C.Barcelona 2013-14: Un portero para el Barça… por MOREN

Tim KrulFecha y lugar de nacimiento: 3 de abril de 1988, La Haya (Países Bajos)Altura: 1,93 m.Peso: 83 kg.Club actual: NewcastleUnitedFue el primer nombre que se me vino a la mente cuando saltó la noticia de la no-renovación de Víctor Valdés. Formado en la escuela holandesa, dio el salto al fútbol inglés siendo aún muy joven. Durante mucho tiempo arrastró la etiqueta de ser uno de los guardametas más prometedores del mundo, pero lo cierto es que le costó tener protagonismo. Tuvieron que descender las urracas para que Tim Krul se hiciera con la plaza de guardameta del equipo. Ya en la primera división desde hace ya unas temporadas, el holandés es hoy uno de los porteros más fiables de la Premier.Se trata de un arquero completísimo. De gran envergadura, seguro por alto, excelente colocación y buenos reflejos. Acostumbra a jugar un par de pasos por delante de la línea de gol, lo cual le permite tapar prácticamente toda la portería con sus largos brazos, y pese a sus casi dos metros va bien al suelo. No es especialmente rápido en carrera, pero aún así, no teme salir a los pies del delantero. En estas situaciones, mejor si llega lanzado a por el balón dividido que si tiene que aguantar al rival mientras tiene el balón controlado debido a su elevado centro de gravedad. Como la mayoría de porteros altos, su principal punto débil está en los balones a media altura que no van muy lejos del cuerpo, esos que no permiten la estirada y en los que tanto brazos como piernas quedan lejos.Con el balón en los pies está por encima de la media. Aseado en el envío corto, no intenta más cosas de las que debe. En este sentido, su punto fuerte son los envíos largos, en los que siguiendo la estela de los últimos guardametas holandeses, conjuga potencia y puntería.Marc-André ter StegenFecha y lugar de nacimiento: 20 de abril de 1992, Mönchengladbach (Alemania).Altura: 1,89 m.Peso: 85 kg.Club actual: Borussia MönchengladbachLas porterías europeas gozan de buena salud. Para comprobarlo sirve con darse una vuelta por la Liga Española, la Serie A o la Bundersleague. Alemania, desde su Mundial en 2006 se ha convertido en una fuente aparentemente inacabable de talento. También en la portería, lo cual no es novedad si atendemos a su historia. El de 2006 fue el último Mundial de Oliver Kahn,  la última leyenda de la portería germana, ya por aquel entonces suplente de Lehmann. Marc-André ter Stegen no es Kahn y sólo lo será en el mejor de los escenarios posible, pero viendo jugar al guardameta del Mönchengladbach es difícil no recordar al malhumorado capitán del Bayern. Cada uno con sus singularidades, claro está.Lo primero que hay que destacar de ter Stegen es su talento natural. Lo tiene, como lo tienen porteros como Casillas o Neurer. Unos le dirán talento, otros intuición, otros duende, pero los tres son abonados a las paradas milagrosas. Cuando la situación sólo permite un destino final, ellos lo revierten con un recurso que ni se enseña ni se aprende, se tiene. Ter Stegen es de esos, y dada su edad, la verdad es que todavía es básicamente eso, que no es poco.Guardameta de muchísimo carácter y reflejos, normalmente busca blocar el balón antes que conceder el rechace. Su principal punto de mejora es el dominio del área. Muy valiente a la hora de salir lejos al corte, suma a su carácter decidido una dosis de velocidad muy notable dada su envergadura.Eso cuando el balón es del rival. Cuando está en poder de su equipo, el alemán juega más cerca de sus centrales que de la línea de gol. El Borussia Mönchengladbach es un conjunto que prefiere salir jugando desde atrás antes que buscar el balón largo para ganar la segunda jugada, y en esa fase del juego, su portero se implica como un jugador de campo más. Personalidad le sobra y técnicamente, sin ser un fino estilista, sabe dar continuidad con los pies -principalmente con el derecho- a lo que imagina en su cabeza.René AdlerFecha y lugar de nacimiento: 15 de enero de 1985, Leipzig (Alemania).Altura: 1,91 m.Peso: 87 kg.Club actual: Hamburgo.Uno de los mejores porteros del mundo juega en el Hamburgo. Y que nadie espere una puntualización a la sentencia. Es así, simple y llanamente. René Adler es uno de los mejores guardametas del mundo. El relato futbolístico del de Leipzig, bien podría compartir opening con la película de Woody Allen Match Point. Esa en la que una pelota de tennis vuela de lado a lado de la pista hasta golpear la red y quedar suspendida en un instante que determinará el resultado del partido. El momento en el que el azar será el juez que decida la victoria o la derrota del jugador:Aquél que dijo que “más vale tener suerte que talento”, conocía la escénica de la vida. La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas escapan a nuestro control. En un partido, hay momentos en los que la pelota golpea el borde de la red, y durante una fracción de segundo, puede seguir hacia delante o caer hacia atrás. Con un poco de suerte sigue hacia delante y ganas… O no lo hace, y pierdes. (Match Point, 2005)A Adler la pelota le cayó en su lado de la pista. Le tocó perder. Se acercaba el Mundial 2010 y Alemania buscaba nuevo dueño para su portería. Al encargado de tomar el testigo de Kahn y Lehmann. El por aquel entonces portero del Leverkusen era el favorito. A poco de iniciarse la cita mundialista, Adler se lesionó las costillas y se quedó sin billete para Sudáfrica. La portería de la Mannschaft pasó a manos de Neuer, que cuajó un gran torneo y se quedó en propiedad el arco, lo que le valió más tarde para pasar del Schalke al gigante germano de Münich.La mala suerte del bueno de René no terminó ahí. Encadenó prácticamente dos años de lesiones, tiempo que aprovechó un jovencísimo Bernd Leno para hacerse fuerte en la meta del Bayern Leverkusen. En el verano de 2010 a Adler le esperaba la titularidad en el Mundial y el probable salto a la portería de un gran club, en 2012,   sin sitio en la selección, se veía obligado también a abandonar Leverkusen.Recaló gratis en el Hamburgo, y allí por fin vuelve a sonreírle la suerte. Su nombre vuelve a ser actor principal en una Bundersleague que ha recuperado a uno de los guardametas más solventes de Europa.Nicola LealiFecha y lugar de nacimiento: 17 de febrero de 1993, Castiglione delle Stiviere (Italia).Altura: 1,88 m.Peso: 79 kg.Club actual: Juventus (cedido a la Virtus Lanciano).Está es una propuesta un tanto especial, inevitablemente ligada a uno de los siguientes dos condicionantes: que su llegada fuese de la mano de la de otro guardameta más experimentado, o a que Valdés optase por agotar su contrato con el club e irse en junio de 2014. Aún así, apostar por un portero sin más experiencia que la segunda división italiana suena a locura. A no ser que sepamos que ese guardameta se llama Nicola Leali y que algún día será el mejor portero del mundo. Para los que se escandalizan más fácilmente, diremos que ningún otro ofrece mayores seguridades.El Barça lo conoce, como conoce todo lo que pasa en Brescia desde que Pep regresó a Barcelona, pero hace un año no había motivos para pensar en tener prisas en la portería, y Leali recaló en la Juventus. La Vecchia Signora, a la que cada vez le queda menos Buffon, se aseguraba así, al mejor relevo posible para el mejor guardameta de Italia. Hoy la cosa ha cambiado y hay más prisa en Barcelona que en Turín. ¿Podrá el club italiano seguir escondiendo a Leali en la Serie B si todo un F.C.Barcelona le ofrece protagonismo al joven portero?Como Buffon, Nicola Leali es un portero que aparenta ser enorme. Bajo palos o en su área, su presencia impone. Y aun así, posee unos reflejos excelentes, que le permiten la estirada más felina o sacar la mano milagrosa. Su principal punto en contra actualmente es su tendencia al rechace más que al blocar el disparo, pero todo apunta a que lo solucionará, ya que el rechace no es su primera intención. Es normal en los porteros jóvenes que el rechace sea consecuencia del error al tratar de blocar.Hugo LlorisFecha y lugar de nacimiento: 26 de diciembre de 1986, Niza (Francia).Altura: 1,88 m.Peso: 78 kg.Club actual: Tottenham HotspurEl capitan de la selección francesa era uno de los caramelos que ofrecía el mercado de fichaje del pasado verano. Llegó al Tottenham de Villas-Boas en una operación muy interesante tanto a nivel económico como deportivo, pero lo cierto es que le costó hacerse con el sitio del veteranísimo Brad Fridel.Lloris es un portero de reflejos, al que seguramente la Premier no es lo que mejor le vaya. Eso sí, dentro de sus posibles destinos ingleses, el equipo de Villas-Boas era uno de los mejores. Quiere jugar a otra cosa. Como decimos, el francés es un guardameta que destaca por sus fantásticos reflejos. Capaz de la parada más inverosímil, está abonado a los milagros. Junto a eso, su otro gran punto fuerte está en el uno contra uno. Es rápido, ágil y decidido cuando toca salir. En estas situaciones resulta un guardameta espectacular.No se trata de un hombre que se refugie bajo palos, sino que sabe cubrir portería adelantando ligeramente su posición. En su debe, está su mejorable dominio del área, su juego aéreo y su tendencia a primar el rechace. A su favor, la experiencia de porterías que conviven con la presión y la familiaridad con proyectos futbolísticos que abogan por el protagonismo en el juego.MOREN / EUMD
lateral Sevilla