“Todavía falta un montón”