Zara respira Europa puede cargarse el fast fashion de Shein

Las nuevas medidas ponen en peligro la continuidad de la empresa textil de origen chino

Shein es una de las marcas de ‘fast fashion‘ que ha ganado muchos seguidores por sus prendas al mejor precio, pero que ahora mismo se encuentra en vilo por cuenta del ‘Pacto Verde’ que se ha establecido en Europa. Estas medidas afectarían no solamente a esta textilera de origen chino, sino a varias empresas.

Recordemos que esta marca lleva un buen tiempo en España y muchos compradores se han inclinado por sus productos. Sus prendas de vestir económicas han cautivado a una buena cantidad de personas, además de la calidad y tallas variadas con las que cuentan. Este en aspecto positivo que les ha puesto en el lugar donde están.

Shein premium
La marca podría marcharse de Europa

Shein podría marcharse de Europa por cuenta de las medidas sostenibles que se plantean con respecto a su modelo

Ahora hay bastante incertidumbre con lo que pueda pasar con Shein debido a las medidas que se pretenden implementar en Europa. Esto teniendo en cuenta que se busca que las empresas ofrezcan productos textiles sostenibles y circulares. Muchos no cumplen con el ‘Pacto Verde’. Aunque aún no hay campanas de cierres, ya hay ciertas alertas.

El modelo fast fashion que propone Shein es bastante interesante y por ello es que tiene numerosos fans en todo el mundo, sobre todo en Europa. Incluso, muchas personas han estado a la expectativa de lo que pueda suceder, ya que en el gigante textil pueden encontrar sus tallas ideales, algo que difícilmente ofrecen otras marcas.

La marca es muy querida en España por sus tallas y precios

A raíz de las múltiples críticas que se han generado en torno a las medidas de textiles sostenibles, algunos usuarios en Twitter y TikTok han mostrado su inconformismo por un posible cierre de la marca de origen chino. Allí, hay argumentos de que otras empresas realizan el mismo procedimiento y no son señaladas. 

El ‘Pacto Verde’ que se propone en Europa, quiere que las compañías textiles sean más  “ecológicas, más competitivas y más modernas”. Allí, los modelos ‘fast fashion’ no tendrían cabida, ya que son netamente unos clones de prendas de pasarela que se hacen con mano de obra barata. Lo que más preocupa es el recorte de costes en la cadena de producción y que finalmente permite el precio final que es bajísimo. Los insumos utilizados son bastante agresivos con el medio ambiente y eso es lo que pretenden regular.

alcampo productos