10- Espanyol, los periquitos

Jugadores del Espanyol celebran un gol.|Foto: Agencias

El apodo surge porque en el barrio donde se construyó el estadio de Sarriá vivían numerosos periquitos. Después de la construcción, se continuaron viviendo en los árboles que rodeaban el nuevo coliseo. Por ello, equipo y aficionados reciben el mote de «pericos». Hay otra teoría más rebuscada derivada de Félix el Gato, un personaje animado de la era del cine mudo introducido en Cataluña como «gat periquito». Los periodistas decían que al campo del Español iban pocos aficionados, «quatre gats», o cuatro gatos.