La defensa de las jugadas a balón parado, un problema para el Barça

El Tata Martino sigue analizando la composición de la plantilla y reuniéndose con sus colaboradores para ver cómo le puede dar al estilo del FC Barcelona su toque personal. Uno de los temas en los que indudablemente habrá cambios es en la defensa de las jugadas a balón parado, en las que el Barça encajó 13 goles la temporada pasada, defendiendo en zona.

En el último partido de pretemporada, ante el Lechia Dansk, el conjunto azulgrana volvió a encajar un gol de córner, en un remate franco de uno de los centrales rivales que saltó sin oposición. Una situación de la que Tata tomó buena nota.

El Tata optará por volver a un sistema tradicional, basado en el marcaje individual, apoyado por la ayuda de dos jugadores que defenderán el primer palo, uno de ellos en la misma línea de gol.

obligaciones Laporta