Leonel Álvarez, feliz con sus jugadores