Los periquitos levantan vuelo – Levante (0-1) Espanyol

El equipo de Machín empieza tener otras hechuras y ya no solo gana en Europa

LaLiga Santander – Jornada 10


Levante 0
Espanyol 1


Ficha técnica


Levante: Aitor Fernández; Coke (Miramón, min. 82), Vezo, Cabaco, Clerc; Radoja, Campaña, Rochina (Mayoral, min. 63); Morales,  Roger Martí (Sergio León, min. 63), Hernâni.

Espanyol: Diego López; Naldo, Bernardo Espinosa, David López; Víctor Gómez, Marc Roca, Víctor Sánchez, Pedrosa (Dídac, min. 71); Sergi Darder (Granero, min. 85), Matías Vargas; Ferreyra (Campuzano, min.76).

Goles: 0-1, Bernardo Espinosa (min. 38)

Árbitro: Pablo González Fuertes (Colegio Asturiano). Amonestó a Clerc y Miramón por el Levante y a Naldo, Víctor Gómez y Campuzano por el Espanyol.

Incidencias: partido correspondiente a la décima jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadi Ciutat de València ante 18.934 espectadores.

El Espanyol se lleva los tres puntos del Ciutat de València gracias a la pizarra de Machín

Las buenas sensaciones que la llegada de Pablo Machín estaban dejando en el RCDE Stadium todavía tenían una asignatura pendiente: ganar en liga. Tras la victoria del Leganés ante el Mallorca, los periquitos afrontaban la visita al Ciutat de València como colistas y con el imperativo de empezar a sumar de tres en tres. Y es ahí donde apareció Bernardo Espinosa para transformar la pizarra del técnico de Soria en una realidad y conseguir la segunda victoria de los periquitos en competición doméstica.


La urgencia por ganar se visualizó desde los primeros minutos. Una presión alta de Ferreyra y compañía forzó a los jugadores del Levante a jugar en largo, algo que sin embargo mantuvieron los granotas durante todo el encuentro. La primera oportunidad, de hecho, la firmaron los valencianos: una falta botada por Campaña a 30 metros de la portería que despejó Diego López con una gran estirada. Otra tuvo Roger Martí, tras una grave pérdida de Víctor Sánchez en el borde del área, pero el ariete azulgrana no tuvo suficiente ángulo para el chute y el balón terminó sin problemas en las manos del guardameta.

Más allá de estos dos avisos del Levante, los blanquiazules fueron implantando su juego progresivamente: una propuesta vertical, de gran contraste con la horizontalidad del Espanyol de Gallego, que explota los carrileros y apuesta por la combinación rápida entre los atacantes. Así llegaron la mayor parte de ocasiones de los barceloneses, mientras que los granotas apostaron todas sus cartas a los desplazamientos en largo y a la explosividad de sus delanteros para amenazar la portería de Diego López.

Con todo, la propuesta de Machín se alzaría como vencedora antes del descanso: tras un error clarísimo de Ferreyra en un uno contra uno ante Aitor, el Espanyol consiguió avanzarse en el marcador. Lo hizo Bernardo Espinosa en el córner posterior con un remate realizado con la rodilla que simbolizó el cambio de la llegada de Machín: una apuesta firme por el balón parado.

El guion de la segunda parte fue prácticamente un calco del del primer tiempo: el Espanyol siguió explotando sus bandas y confiando el progreso por el carril central a un Matías Vargas prácticamente incapaz de perder el balón, mientras que el Levante abusó de las carreras de Clerc y Hernani. Paco López trató de variar el curso del partido con las entradas de Mayoral y Sergio León, pero hasta el último cuarto de hora los periquitos no sufrieron peligro real en su portería. Y si bien ese desenlace pudo haber cambiado en alguna de las ocasiones granotas, el partido terminó con una victoria blanquiazul que supone el primer escalón del ansiado ascenso por la clasificación.

Enzo Celta