El lugar de nacimiento es solamente una anécdota, por @Isabel_Arroyo

Mientras que España se prepara para su próximo encuentro contra Bielorrusia, uno de los temas de actualidad de la selección es la posible convocatoria de Diego Costa, en caso de que este pudiera lograr todos los trámites burocráticos para ello. Según ha declarado el delantero del Atlético de Madrid estos últimos días:”Nací en Brasil, pero España me lo ha dado todo”. Vicente del Bosque aún no se ha pronunciado al respecto, pero sí que lo ha hecho la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). “Si un jugador quiere jugar aquí o allí, no será nuestra entidad quien diga no. Esta es mi posición y tengo la certeza que es también la posición del presidente (José María Marín)”, asegura el vicepresidente de la CBF, Marco Polo del Nero.

Diego Costa

 

Diego Costa no es el primer brasileño de nacimiento que se nacionaliza español y quiere vestir la camiseta de España. Por ejemplo, Marcos Senna también nació en el país de la samba. Cambió su pasaporte en 2005 y un año después, se convirtió en el primer brasileño nacionalizado español que disputó un Mundial con la Roja, además de ganar una Eurocopa como jugador español. Es curioso observar que los internacionales de este país escuchan el himno de España todos abrazados, pero Senna destacaba entre todos ellos por escucharlo con la mano puesta en el corazón.

Senna selección

 

El último jugador nacido fuera de nuestras fronteras que ha defendido los colores hasta el momento ha sido Thiago Alcántara (1991), reciente campeón de Europa con la sub-21. El centrocampista del Bayern de Múnich vino al mundo en Italia, pero la doble nacionalidad que posee es brasileña-española. Tuvo la posibilidad de jugar con ambas selecciones, pero se decantó por la Roja porque según cuenta, vive en España desde los tres años y ha desarrollado su vida como español.

Thiago selección

 

Al contrario que su hermano, Rafa Alcántara (1993) defiende la Canarinha. Thiago nació en Italia porque por aquel entonces, su padre, Mazinho, jugaba en la Fiorentina, pero a la hora de nacer el pequeño de los Alcántara, el ex futbolista ya estaba en el Palmeiras. Rafinha también podía elegir entre España y Brasil, pero al final escogió la camiseta del país que le vio nacer.

Rafinha

 

El hermano de Thiago no es el único que ha renunciado a jugar con la Roja. Fernando Amorebieta nació en Venezuela, hijo de padres vascos. El actual central del Fulham jugó en las categorías inferiores de España e incluso Vicente del Bosque lo convocó para jugar un amistoso contra Dinamarca con la selección absoluta, pero no llegó a debutar. Amorebieta mostró sus ganas de vestir la Vinotinto, pero no fue tarea fácil ya que había sido internacional sub-19 y no presentó el cambio de selección antes de los 21. Finalmente consiguió su objetivo porque esta ley se derogó en 2009.

Amorebieta selección

 

Fuera de nuestro país nos encontramos con el caso de Gonzalo Higuaín, futbolista francés de nacimiento pero de raíces argentinas. Desde el principio, el ‘Pipita’ tenía claro que quería defender la Albiceleste por cuestiones de sentimientos. Y bien que supo demostrarle al mundo lo argentino que se sentía ya que por aquel entonces, Diego Armando Maradona (seleccionador de 2008 a 2010) dudaba si convocarlo o no para el Mundial de Sudáfrica. Ante las dudas del míster, Higuaín recordó que también tenía la posibilidad de jugar con Francia y el ‘Pelusa’ acabó cediendo.

Gonzalo-Higuain

 

Los trámites burocráticos para los jugadores de doble nacionalidad son bastante complejos. Para empezar, el futbolista tiene que elegir entre una selección y otra y ser consciente de que el equipo que deja atrás lo deja para siempre. Por otra parte, la federación “descartada” debe aceptar la decisión del jugador y no poner impedimentos de por medio. Finalmente, esa misma federación debe presentar los correspondientes papeles certificados alegando que este futbolista no ha jugado con esa selección en ninguna de sus categorías ningún partido oficial. La suerte de Diego Costa es que tan solo ha jugado un par de amistosos con Brasil.

Son muchas las razones por las que un deportista en general opta por una selección y no por otra: sentimientos que lo ligan a una patria, ganas de lograr títulos importantes, el hecho de criarse en un país y no en el otro… Hay veces en las que también influye que esa camiseta sea la de su lugar de nacimiento, pero está claro que el nacer en un sitio es sólo una anécdota más de nuestras vidas. Será por eso por lo que dicen que uno no es de donde nace, sino de donde pace.

 

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Juventus y FC Barcelona a la gresca con rebeldía de Luis Suárez
El Valencia CF estudia fichaje de 18 millones en el Betis de Pellegrini
El killer que tiene locos a RC Celta y Valladolid (fichaje inminente)