Roma, caza al portero: Júlio César en el punto de mira