“Superfinales” del fútbol argentino

La “Súperfinal” del próximo sábado -18 horas en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza con transmisión de Fútbol Para Todos – entre Vélez y Newell’s Old Boys tiene en vilo a los fanáticos del fútbol argentino.

Desde el desempate entre Boca y Estudiantes, que coronó a los platenses en 2006, no se da un mano a mano que defina un campeón del fútbol argentino. Para remitirse a la última hay que viajar a Julio de 1991 cuando justamente Newell’s, con el Tata Martino como capitán, superó a Boca en la final que definió al campeón de aquella temporada ‘90/’91.

De vencer los rosarinos accederán a su octavo título a nivel nacional para sus vitrinas (Torneo Metropolitano 1974, Campeonato de Primera División 1987/88, Campeonato de Primera División 1990/91, Torneo Clausura 1992, Torneo Apertura 2004 y Torneo Final 2013). Por otro lado, en caso que los de Gareca se queden con el trofeo obtendrán el décimo trofeo para su vitrina (Nacional 1968, Clausura 1993, Apertura 1995, Clausura 1996, Clausura 1998, Clausura 2005, Clausura 2009, Clausura 2011, Inicial 2012).

A continuación en www.futbolparatodos.com.ar recordamos aquellas finales más recordadas del profesionalismo que definieron a los campeones de cada temporada.  (siempre en el caso del Torneo de Primera División).

River Plate 3 Independiente 0 (1932)

En el segundo torneo del fútbol profesional dos grandes definieron el campeonato de 1932. Millanorios y Diablos Rojos terminaron con 50 puntos tras jugar 34 partidos y, por entonces como la diferencia de gol no era considerado un factor para definir un campeón, se disputó un desempate. Con goles de Bernabé Ferreyra, Carlos Peucelle y Ricardo Zatelli los de la banda vencieron a los de Avellaneda el 20 de noviembre en el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata y obtuvieron, de esta forma, el primer título profesional en la historia de River.

Racing 1  Banfield 0 (1951)

La final que decretó al campeón de 1951 fue forzada por que ambos equipos finalizaron con la misma cantidad de puntos. En este caso, Racing y Banfield, con 44 puntos culminaron en lo más alto de la tabla de posiciones. El 1 de diciembre los equipos se vieron las caras en la vieja y desaparecida cancha de San Lorenzo, pero como no lograron sacarse ventajas tuvieron que disputar otro juego cuatro días más tarde. Este último fue el definitivo ya que los de Avellaneda vencieron al taladro con un tanto de Mario Boyé, “el misil atómico”. De esta manera Racing tuvo el privilegio de ser el único tricampeón hasta aquel entonces.

Estudiantes 3 Racing 0 (1967)

En el año de la instauración de los Torneos Metropolitanos y Nacionales, Estudiantes de la Plata fue quien se quedó con el primer certamen: el Metro de 1967, al ganarle la final a Racing, con goles de Raúl Madero, Juan Ramón Verón y Felipe Ribaudo. Se jugó en el Viejo Gasómetro el 6 de agosto. El pincha había finalizado segundo en el grupo A con 29 puntos mientras que Racing finalizó primero con la mismas unidades en la misma zona. De esta manera, Estudiantes se convirtió en el primer equipo del fútbol profesional de los denominados no grandes en consagrarse en un torneo regular, venciendo en la final al futuro campeón de la Copa Libertadores e Intercontinental de aquel año.

San Lorenzo 2 Estudiantes 1 (1968)

A la final del Metropolitano ’68 también llegó Estudiantes de la Plata (segundo zona A con 24 puntos), aunque su rival sería otro: San Lorenzo de Almagro (primero misma zona con 36 unidades). Este último se convertiría en el primer campeón invicto de la era profesional, al dar vuelta el marcador con goles de Carlos Veglio y Rodolfo Fischer (Verón había abierto el partido) el 4 de agosto en el Estadio Monumetal de River. Así es como nació el apodo los matadores para un San Lorenzo que había derrotado al último campeón de la Copa Libertadores y al futuro campeón de la Intercontinental de 1968 también.

Chacarita Juniors 4 River Plate 1 (1969)

El 6 de Julio de 1969 Chacarita Juniors se coronó campeón por primera y única vez de un Torneo de AFA, al vencer a River Plate, en el Estadio de Racing, en la final del Metropolitano. El Funebrero consiguió postergar otro año la alegría de River, que debió esperar hasta 1975, para cortar 18 años de sequía. Los de San Martín celebraron de la mano de un equipo donde se destacaron: Marcos, Neumán, Frazoldatti, Punteroro, Recúpero y Vargas.

Rosario Central 2 San Lorenzo de Almagro 1 (1971)

El partido es muy recordado debido a que los rosarinos en la semifinal vencieron a Newell’s, su clásico rival, en el Estadio Monumental con el famoso gol de “palomita” de Aldo Pedro Poy. El juego inspiró a Roberto Fontanarrosa –hincha Canalla – a escribir su cuento “19 de Diciembre de 1971”. Este último partido también se jugó en terreno neutral y tras un sorteo salió el de Newell’s. Con goles de Roberto Gramajo y Carlos Colman para los rosarinos, Néstor Scotta a pocos minutos de iniciado el encuentro había hecho el gol del Ciclón, gritaron campeón por primera vez en su historia. Fue, además, el primero en todo el interior del país y, como si fuera poco, en el estadio de su rival de toda la vida.

San Lorenzo 1 River 0 (1972)

La final del Nacional de 1972 es recordada porque consolidó a San Lorenzo de Almagro como bicampeón del fútbol argentino. Se la ganó a River con un gol de Enrique Chazarreta en el tiempo suplementario del partido jugado el 17 de diciembre en el estadio de Vélez Sarsfield. El Ciclón llegó directamente a la final ya que finalizó primero en la tabla de posiciones de la zona A, mientras que River, segundo, jugó la semifinal con Boca, primero de la zona B. Así los de Boedo lograron su primer y único bicampenato pero invictos por segunda vez.

Rosario Central 2  Newell’s 2 (1974)

El Torneo Metropolitano de 1974 se disputó en dos fases. En la primera se presentaban dos zonas donde los primeros dos de cada una accedían a la siguiente que se trataba de un cuadrangular. A dicha instancia llegaron Rosario Central y Huracán, primero y segundo de la zona A, mas Newell’s y Boca, primero y segundo de la zona B. Si bien este campeonato no se definía con una final en sí misma, el último partido del cuadrangular lo jugaron Newell’s y Rosario Central, ambos con posibilidades de campeonar. Los rojinegros, que sólo necesitaban un empate, lograron dicho resultado con goles de Armando Capurro y Mario Zanabria, luego de ir perdiendo por las anotaciones de Gabriel Arias y Carlos Daniel Aimar. Este resultado significó el primer campeonato de Newell’s, justo ante su eterno rival y en su propia cancha, El Gigante de Arroyito el 2 de junio de 1974.

Boca 1 River 0 (1976)

La única final edición Superclásico en la historia del fútbol argentino se llevó a cabo un 22 de diciembre de 1976 por el Torneo Nacional en el estadio de Racing. El equipo dirigido técnicamente por Juan Carlos el Toto Lorenzo gritó campeón gracias al gol convertido por Rubén Suñé que ejecutó de manera rápida y eficaz un tiro libre. Boca, que había terminado primero en la zona A con 23 puntos y dejó en el camino a Banfield al vencerlo en semifinales (2 a 1), fue bicampeón ese año ante 90.000 espectadores y ante su clásico rival (primero zona B con 24 unidades).

Talleres de Córdoba 2  Independiente 2 (1978)

A pesar del empate, quien se consagró campeón de aquel Torneo Nacional de 1977 fue Independiente. En el partido de ida, habían terminado empatados 1 a 1 mientras y en la vuelta tampoco hubo ningún triunfador. El reglamento decía que en caso de terminar empatados, en ambos cotejos, el campeón se determinaría por quien había convertido más goles como visitante. Esto ocurrió, ya que Independiente hizo 2 en esa condición, mientras que Talleres sólo anotó uno en Avellaneda. El 25 de Febrero de 1978 -se había postergado la definición – Independiente comenzó ganando el encuentro pero en el segundo tiempo, los cordobeses dieron vuelta el marcador. El segundo gol de los matadores lo convirtió Ángel Boccanelli con la mano por lo que los jugadores del Rojo, enfurecidos por el tanto, fueron a protestar al árbitro. Este último, en respuesta, expulsó a 3 jugadores del equipo dirigido técnicamente por José Omar Pastoriza. Cuando parecía que el trofeo se quedaba en Barrio Jardín, Ricardo Bochini marcó el empate para Independiente a 9 minutos del final. De esta manera los Diablos Rojos se coronaron campeones con 7 jugadores en cancha durante gran parte del segundo tiempo.

Unión 1 River 1 // River 0 – Unión 0 (1979)

River logró salir campeón sin ganar ninguno de los partidos de la final, disputada ida y vuelta, del Torneo Nacional de 1979. En la primera, jugada en Santa Fé el 19 de diciembre, el gol que convirtió el “Beto” Norberto Alonso para los millonarios, como visitantes, fue determinante, y el de Carlos Mazzoni de tiro libre para el Tatengue fue en vano. El Millonario  se consagró así campeón del Torneo Nacional el 23 de diciembre de 1979 y el Tatengue sub-campeón tras haber igualado sin goles en el estadio Monumental. Como ese año River se había adjudicado el Metropolitano y al siguiente también saldría campeón, el conjunto dirigido por Ángel Labruna lograría el segundo tricampeonato de su historia.

Rosario Central 5 Racing de Córdoba 1 // Racing de Córdoba 2 Rosario Central 0 (1980)

A la final del Torneo Nacional de 1980 llegaron Rosario Central y Racing de Córdoba, ambos habían terminado en la cima de del grupo A con 17 puntos. El primer partido final se jugó el 17 de diciembre y lo ganaron los locales con tantos de Edgardo Bauza, Omar Palma, Víctor Marchetti, Oscar Agonil y Guillermo Trama; mientras que en el segundo, jugado cuatro días después en Córdoba, Racing consiguió la victoria con los goles de Atilio Oyola y Roberto Gasparini. A pesar de este último resultado a favor de la academia cordobesa, el global indicó que el campeón fue Rosario Central y que el equipo de Nueva Italia consiguió ser el segundo subcampeón representando a su provincia. Además, los canallas nuevamente se dieron el gusto de eliminar del torneo al rival de la ciudad, Newell’s Old Boys, en semifinales al igual que en 1971.

Ferrocarril Oeste 2 Quilmes 0 (1982)

El Ferroviario se coronó campeón por primera vez en su historia al vencer al Cervecero el 27 de Junio de 1982 en la final del Torneo Nacional. El partido de ida había culminado 0 a 0 en cancha de Quilmes siete días antes, mientras que el de vuelta se jugó en el estadio de Ferro. El partido culminó 2-0 para el Verde con goles de Juárez, Rocchia y es recordado debido a que coronó otra vez campeón a un equipo no denominado grande, esta vez con la particularidad que fue de manera invicta. Además el otro equipo que jugó la final, Quilmes, era un recién ascendido. Dos años después, en el Nacional 1984, el Trencito volvió a ganar una final. Esta vez venciendo a River Plate contundentemente.

Argentinos Juniors 2  Vélez Sarsfield 1 (1985)

El 4 de Septiembre de 1985 se disputó la final del Torneo Nacional en el Estadio de River. Este partido es una de las finales más recordadas ya que significó la última edición de estos Torneos. Los de Liniers, en lo que fue una restructuración del certamen, provenían de la ronda de perdedores mientras que los de La Paternal provenían de la ronda de ganadores. En caso de ganar la final el equipo que venía del lado de los perdedores se debía jugar otra. Y así ocurrió: Vélez venció por penales a Argentinos y por esta razón, se recurrió a otro partido decisivo donde el Bicho resultó vencedor con goles del “Pepe” Castro y el “Checho” Batista. El equipo, conocido como “Semillero del Mundo” se coronaba campeón por segunda vez en su historia, la anterior vez había sido en el Torneo Metropolitano de 1984.

Newell’s 1 Boca 0 // Boca 1 (1) Newell’s 0 (3) (1991)

El primer antecedente de sistema de competición conocido como Torneo Apertura y Clausura en la máxima categoría fue en la temporada 1900-1991, pero esta vez, por única oportunidad, el campeón saldría de una final disputada entre el equipo que terminó en la cima de la tabla de posiciones del Apertura y Clausura (en caso que un equipo lograse el primer puesto en ambas instancias campeonaría de manera directa). En la ida, en Rosario, el 6 de julio de 1991, los locales se impusieron gracias al gol de tiro libre que convirtió Eduardo el Toto Berizzo; mientras que en la vuelta Gerardo Reinoso se encargó de empatar el resultado global y así obligar la definición desde el punto penal. Por esta vía, Newell’s volvió a ser campeón en La Bombonera con una gran actuación de su arquero Norberto Scoponi.

Estudiantes de La Plata 2 Boca 1 (2006)

Pinchas y Boquenses terminaron igualados con 44 unidades consumadas las 19 fechas del  Apertura 2006, lo que obligó a jugar una final para determinar al campeón. En aquel partido, Martín Palermo abrió el marcador a pocos minutos de iniciado el encuentro; pero durante la segunda parte, José Sosa y Mariano Pavone revirtieron la historia. Esta final le permitió a Estudiantes cortar una racha de 23 años sin campeonar en la máxima categoría del fútbol argentino mientras que Boca perdió la oportunidad de consagrarse por primera vez Tricampeón – venía de adjudicarse Apertura 2005 y el Clausura 2006 -.

 

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Zarpazo del CD Leganés al Cádiz CF con dinero de Braithwaite y En-Nesyri
Vergüenza ajena en ¡Ahora caigo! con dotes matemáticas de Arturo Valls
El fichaje que pide Luis Suárez al Atlético para ganar la Champions