Adriano, sin lesión muscular