Desastre rojiblanco en Vitoria

El Sporting perdió el liderato en Vitoria pero, lo que es peor, perdió también el espíritu que había caracterizado al equipo en el inicio liguero. Una defensa descompuesta, un centro del campo inexistente y una delantera desasistida y poco participativa. El Alavés fue muy superior y ganó merecidamente.

l Sandoval: "No se puede regalar la primera parte"