El césped del Sánchez Pizjuán ya huele a fútbol

El verde del estadio sevillista, en perfecto estado