El delantero inmerso en problemas legales puede desatascar la operación salida bética

Sergi Enrich, delantero de la SD Eibar, podría motivar la posibilidad de que el Betis ceda a uno de sus descartes en el próximo mercado invernal. Todo se debe a la acusación por la que se pide 5 años de cárcel para el delantero mallorquín, por grabar y difundir un vídeo sexual sin el consentimiento de la protagonista.

Aunque todavía no ha sido juzgado, la petición de la acusación puede meter en un lío bastante serio a un Sergi Enrich que, por otra parte, tampoco está haciendo su mejor temporada. José Luis Mendilibar quiere jugadores centrados y comprometidos y si el delantero balear no da la talla no habrá más remedio que acudir al mercado.

Sergi Enrich

En ese contexto aparece el Real Betis, donde se ha producido un caso difícil de catalogar. Porque Juanmi llegaba el verano pasado procedente de la Real Sociedad con la vitola de ser un gran refuerzo a coste cero. Sin embargo, ya en el mes de diciembre, podemos afirmar que ha sido el fichaje menos utilizado por Rubi.

De hecho, Juanmi estaba dispuesto incluso a rebajarse el salario y regresar al Málaga CF, su equipo de cuna. Lo único que busca es tener minutos donde sea. El Mallorca y ahora la SD Eibar, ya se habían puesto en contacto para una posible cesión del delantero del Betis en este próxima ventana del mercado de fichajes de enero.