¿Lecciones de periodismo? Las justas… por MÓNICA PLANAS

Seguro que la cobertura que hicieron de los atentados en Boston tanto Futboleros como Punto Pelota fue con buena intención, ambición periodística y voluntad de servicio público. La rápida reacción de MarcaTV obligó a Intereconomía.Mi pregunta es: ¿Queremos bucle en directo de especulaciones o información de rigor ajustada a la tragedia? En MarcaTV solucionaron la conexión pinchando en directo la señal de la CNN permanentemente. No entendían la mitad, pero bueno.Si la CNN les pasa la factura van a tener que vender hasta el altar Mourinhista de Juanma Rodríguez. A Enrique Marqués, crecido, se le escapaban frases del tipo “imágenes espectaculares” para describir la tragedia o “¡qué maravilla!” tras hablar con un español en Boston. ¿Tertulianos leyendo tuits es periodismo de calidad? Rodríguez loaba la reacción de los políticos americanos (así, en general).En Punto Pelota, Paco Buyo ofreció sus apuntes sobre Boston e hizo de detective: “Es un artefacto casero. Esta puede ser una pista muy importante”.Roncero valoraba estrategias de comunicación de la Casa Blanca y el perfil humano del que había perpetrado el atentado: “Tres bombas ya no son cosa de un loco...” o “¡Es que en una maratón si hay algo son mochilas!”. Hasta cuando vio una bandera española en la meta lo anunció. Y luego, lo peor. Las onomatopeyas a cada dato trágico: “¡Uffff! ¡Un niño! ¡Madre mía! ¡Esto es duro!”.Llámenme exigente, pero de los atentados se informa sin apostillar lamentos. Explicaban que en EE.UU.los medios no especulaban y aquí sólo se hacía eso. Y el colmo, los mensajes de autobombo que leían ambos espacios de sus espectadores. El criterio de ahora en adelante para repetirlo ¿cuál va a ser? ¿Sólo atentados en pruebas deportivas? ¿Cuando haya muertos? ¿Sólo en el primer mundo? “Hemos estado a la altura” y “lección de periodismo”, decían.Las lecciones se pueden dar cuando cada día se está a la altura. El rasero de la calidad informativa no se mide ni con bombas ni con muertos. No dejen que les sacien la impaciencia y el miedo con sobreinformación de tertulia poco especializada.¡Uy, un sospechoso!El colmo llegó cuando en Punto Pelota el tertuliano Álvaro Benito comentó que le resultaban sospechosos los movimientos de una persona en un tejado. Por supuesto enseguida uno de los parabólicos se puso manos a la obra a ampliar la imagen y a estudiar sus movimientos. Muy misteriosa, sí, una figura humana observando la meta de una maratón desde un tejado. Parecía que en Punto Pelota iban a resolver el caso.MÓNICA PLANAS / mundodeportivo.com
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Florin sentenciado en First Dates tras dárselas de sobrado con Marta
Bronca de época en El Programa de Ana Rosa por despilfarro del alcalde de Madrid
El Atlético calienta fichaje de Iago Aspas en mercado de enero