Mientras hay vida, hay esperanza

5 meses después, el Rayo B volvió a ganar en casa. Lo hizo por 2-0 ante el CD Marino, colista del Grupo I. Perea y Jorge Sáez hicieron los goles del filial. La promoción queda a 4 puntos mientras que la salvación directa está a 6.Hay un refrán que dice “mientras hay vida, hay esperanza”. Pues bien, el filial franjirrojo se agarró al dicho para sacar los tres puntos y así continuar en la lucha por la permanencia. Los de Jimeno saltaron al terreno de juego conscientes de la importancia de los tres puntos y eso se notó.Primeros compasesLas primeras ocasiones fueron para el filial. Perea lo intentó de falta directa y con disparos desde fuera del área mientras que el CD Marino buscaba las segundas jugadas a través de Baldu. El Rayo B, fiel a su estilo, tocaba la pelota de lado a lado pero fallaba el último pase.Antes del primer gol, hubo una posible mano en el área visitante, que hubiera significado penalti,  y otra acción que el árbitro no vio. En una pugna por la pelota, Alcañiz recibió un codazo que quedo sin sanción. El central jugó el resto del partido con la nariz rota y es posible que sea baja durante el mes de abril.Así hasta el minuto 36, cuando Perea era derribado en el área. Penalti claro que lanzó el albaceteño, pero Quintero, el más destacado de los visitantes, lo paró. En el rechace Perea se adelantó a los defensores y puso el 1-0 en el marcador.La sentenciaEl Rayo B no se conformó y siguió buscando el segundo gol. Nacho y Rober se incorporaban constantemente al ataque, Nana se desdoblaba en el centro del campo y Nono, Perea y Jorge Sáez hacían de las suyas.Se antojaba fundamental un segundo gol. No era recomendable llegar a los últimos minutos con tan corta ventaja, ya que un minúsculo error podría ser aprovechado por los tinerfeños y tirar por la borda el trabajo realizado. En este momento apareció Jorge Sáez, que tras recibir un balón en ¾ de campo comenzó a sortear rivales. Se plantó en la frontal y soltó un zurdazo ajustadísimo, incluso tocó el palo, para así hacer el 2-0. Un golazo que bien valía tres puntos.SI SE PUEDECon 2-0 en el marcador, los de Jimeno no se relajaron. No perdieron de vista en ningún momento la meta visitante, y de no ser por Quintero, el CD Marino se habría marchado de Vallecas con algún gol más en contra. Dani lo intentó con un pelotazo que no entró por poco, y después fue Rida el que probó fortuna con un lanzamiento de falta.Con esta victoria, el filial franjirrojo queda a 4 puntos de la promoción y a 6 de la salvación directa. Una jornada redonda, que finalizó con la derrota de uno de los rivales directos, el Sanse.La próxima jornada, los de Jimeno reciben al Avilés. El partido será el próximo sábado a partir de las 18.00h. Un Avilés que viene de caer en casa contra el Getafe B por 2-3 y que no atraviesa por su mejor racha. Después de coquetear con los puestos de Play Off, de los últimos 8 partidos solo han puntuado en 2 (una victoria y un empate).Será la enésima final para el Rayo B, pero ya saben: “mientras hay vida, hay esperanza”.Escrito por: Daniel NavarroFotografías: Ana Torrijos
Adrián Dalmau Rayo