4. Arsene Wenger

El entrenador del Arsenal terminó con las barritas de chocolate Mars en su plantilla en la década de los 90, además de prohibir lógicamente el cosumo de tabaco y alcohol antes de los partidos.