La llegada de Chuli al Betis, “a falta de flecos”