Lewandowski plasma con un ‘póker’ de goles el repaso de Klopp a Mourinho… por Carlos M. Sánchez

LE COSTÓ 4,5 MILLONES AL BORUSSIA Y JUGARÁ EL BAYERNNada hacía presagiar que la goleada del Bayern Múnich al Barcelona iba a tener su réplica en la otra semifinal de Dortmund. La contundente victoria (4-1) del Borussia Dortmund ante el Real Madrid dejó con el pie cambiado a los blancos, respetuosos con el rival, pero confiados de alcanzar la final que les permitiera alzar la ansiada Décima. Ésa obsesión que persigue al club blanco desde hace una década y que parecía que con Mourinho estaba más cerca. Ahora se atisba lejana, sólo a tiro de una remontada que se antoja complicada por más que se recurra a la épica.El deseo, en cualquier caso, se confundió con la realidad como se puedo ver a los pocos minutos. El Real Madrid cayó a la lona noqueado por los cuatro goles de Lewandowski, la gran estrella con una actuación memorable, y el inapelable repaso táctico de Jürgen Klopp a un José Mourinho que no supo leer el partido y sus decisiones en los cambios fueron intrascendentes. Esta vez no supo alterar el curso del partido, sometido por el rodillo alemán. Ni rastro de la maestría del luso en lo que dicen es su arte suprema: las eliminatorias fuera de casa.La intensidad en el juego, la velocidad en la circulación de balón y el excelente sentido de la anticipación, con excepción del error de Hummels que propició el tanto de Cristiano Ronaldo al filo del descanso, fueron los argumentos con los que Klopp desmontó a un Real Madrid que probó de su propia medicina cuando se vio con el balón en su poder. El equipo de Mourinho se vuelve previsible y torpe cuando la posesión de la pelota. Le falta fútbol. Tanto, que ni con el inesperado empate supo reengancharse al partido. Una oportunidad perdida por falta de recursos.Esta vez no tuvo el Madrid ni el asidero de Xabi Alonso, tapado y diluido en la presión de Bender y Gundogan. Tampoco Özil, condenado a la banda e intrascendente en el poco juego de ataque que creó el Real Madrid, pudo desatascar al equipo. Hasta Cristiano pareció impotente por más que lograr el tanto con el que creen en una hipotética remontada. Rota las vías de creación, el Borussia exprimió el juego por bandas ganando el dos contra uno en casi todas las acciones, como la que propició el primer tanto. La movilidad y capacidad de asociación de Reus tuvo mucho que ver en todo ello.A lo más que llegó Mourinho para tratar de taponar la sangría del segundo tiempo fue a cambiar pieza por pieza sin saber cómo frenar el torrente futbolístico del rival. Salieron del campo Modric e Higuaín y entraron Kaká y Benzema. Centrocampista por centrocampista, delantero por delantero para dejar todo igual.El Madrid se rindió a un polaco   La clave de todo, sin embargo, estuvo en Lewandowski. Bien acompañado por Reus y Götze, el polaco, a quien ya sitúan en el Bayern la próxima temporada por más que lo negaran anoche los directivos del Borussia, se dio cuenta pronto que Pepe iba ser un chollo. El central, nervioso y desubicado, perdió todos sus mano a mano con el delantero, que lo celebró con un póker de goles que le sitúa como el primer jugador que anota cuatro tantos en unas semifinales en toda la historia de la Champions. La noche fue histórica, desde luego. Lewandowski no sólo demostró ser un voraz goleador -Diego López evitó algún tanto más del polaco-también dejó claro que su manejo con los pies es la envidia de más de un centrocampista. Sus compañeros lo saben y siempre le buscan para crear superioridad en ataque. El Madrid bien que lo sufrió.   Lo curioso del caso de Robert Lewandowski es que fue subastado por el Lech Poznań a media Europa en 2010 tras marcar 18 goles en la liga polaca y ser nombrado el mejor jugador del torneo. Blackburn Rovers, Genoa, Sporting de Lisboa, Zaragoza… pero sólo el Borussia supo apostar por el talento de este espigado jugador (1,84) y pagó 4,5 millones por un futbolista que demostró anoche su imponente clase y su fino olfato goleador. El tiempo le ha dado la razón y puede presumir de tener una auténtica joya.Algo de lo que según el representante de Jupp Heyncks, Quique Reyes, disfrutará Guardiola la próxima temporada ya que el Bayern está muy cerca de cerrar su fichaje. El técnico español ya lo quiso para el Barcelona la pasada campaña, pero Lewandowski –cobra 1,5 millones de euros- no se sentía preparado para dar el salto y prefirió seguir creciendo en Dortmund. La apuesta no le ha ido nada mal: esta temporada ha marcado ya 23 goles en la Bundesliga y 10 en la Champions. Cuatro de ellos, al Real Madrid. Carlos M. Sánchez / elconfidencial.com
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Desenfreno total en La isla de las tentaciones revienta pareja Melyssa y Tom
Los grandes misterios de Cobra Kai transmiten incertidumbre al personal
El Real Madrid encuentra equipo para colocar al gran olvidado de Zidane